La ingeniosa campaña con limones para la prevención del cáncer de mama

Una diseñadora creó una pieza visual con limones que simulan ser pechos para concientizar acerca de la importancia de la detección temprana del cáncer de mama destinada a menores de 45 años

Guía de Regalos

La ingeniosa campaña con limones para la prevención del cáncer de mama

Una diseñadora estadounidense, Corrine Ellsworth Beaumont, ideó una campaña de prevención del cáncer de mama colorida y accesible que logró un fuerte impacto desde su lanzamiento. Una infografía que sustituye los pechos femeninos por limones muestra de forma gráfica algunos de los síntomas de la enfermedad. La imagen fue tan creativa que se tradujo a 16 idiomas y se viralizó velozmente en redes sociales bajo la consigna #KnowYourLemons (conoce tus limones).

“Para las menores de esa edad, siempre es bueno tener una guía como esta campaña con limones, que les informe sobre los síntomas que pueden dar sospecha de un cáncer de mama”, comentó a El País Esther Díez, portavoz de la la Asociación Española Contra el Cáncer.

El origen de la historia

Corrine Ellsworth Beaumont enfrentó en su vida varias pérdidas prematuras por culpa del cáncer de mama. Sus dos abuelas fallecieron a una edad temprana y una amiga de la infancia, madre de cuatro hijos, fue diagnosticada con la misma enfermedad con tan solo 28 años y falleció poco después. Así fue que decidió contestar en una sola imagen muchas de las dudas que le surgían a ella misma; en especial, aquellas sobre cómo detectar los síntomas de este tipo de cáncer en sus propios pechos. Así es que comenzó a luchar contra la enfermedad a través de su fundación Worldwide Breast Cancer.

Mientras creaba una campaña preventiva que fuera sencilla y al mismo tiempo informativa, se dio cuenta de la censura de imágenes que las redes sociales aplican a esta parte de la anatomía femenina.

“El cáncer de mama es un asunto difícil de tratar por el miedo que se tiene a hablar de ello y lo problemático que resulta mostrar pechos femeninos en público. A menudo, se han usado imágenes muy generales o palabras para sustituirlos, lo que no ha resultado muy efectivo a la hora de comunicar el mensaje al público general”, contó a El País.

Aprovechando las similitudes entre un limón y la anatomía del pecho femenino, creó un eufemismo visual que pudiera protagonizar sus infografías. La más conocida de ellas presenta doce limones que muestran otros tantos modos en los que el cáncer de mama puede manifestarse. El cambio de forma, la piel de naranja, el enrojecimiento, las llagas, secreciones anormales en el pezón y los bultos ocultos pueden ser algunos indicios.

La importancia del diagnóstico

Corrine contó en Facebook que una amiga de la infancia sufrió un error de diagnóstico, lo que hizo que descubriera su enfermedad en un estado muy avanzado. Por eso cree que es muy importante que las mujeres jóvenes sepan autoexplorarse: “Los doctores no pueden saberlo todo. A veces esperamos que sean superhéroes. Debemos informar a la gente sobre el amplio rango de posibilidades que existen para que esta enfermedad aparezca”.

Para la diseñadora, la educación es una forma de empoderar y da a las mujeres “la confianza para consultar a su médico, repreguntarle con propiedad e incluso para solicitar una segunda opinión si siente que algo no está bien”.

Su intención ahora es la de lograr que el material gráfico disponible pueda traducirse al mayor número de idiomas posible y adaptarse a tantas plataformas como sea posible, comentó Beaumont.