Un caso muy extraño: 3 hombres de una misma familia enfermos de cáncer de mama

Primero murió su padre, luego su tío y ahora él mismo se enfrenta a un futuro incierto con una enfermedad que afecta mayoritariamente a las mujeres
Un caso muy extraño: 3 hombres de una misma familia enfermos de cáncer de mama

Hace unos años el británico Giles Cooper perdió a su padre y a su tío a causa del cáncer de mama. Ahora él mismo se enfrenta a esta enfermedad, en un caso que sorprende a los especialistas porque todavía no han encontrado una conexión genética que lo explique.

Primero falleció su padre, Steven, el mismo año en que fue diagnosticado con cáncer de mama, en 2004. Tres años después Giles perdió a su tío, el hermano de su padre, que murió del mismo mal.

Y hace dos años llegó su propio diagnóstico.

Giles Cooper, enfermo de cáncer de mama
Giles ya pasó por una doble mastectomía.

“Parte de mí no se sorprendió. Y la otra pensó… ¡guau, tengo cáncer de mama!, le dijo Giles a la BBC.

Menos del 1% de los casos de cáncer de mama afectan a los hombres, pero esta familia de Inglaterra se tuvo que acostumbrar a ir contra corriente.

Sin referencias

“No puedes tener tanta confianza porque no puedes fiarte de las estadísticas sobre resultados, porque éstos están basados en los casos de mujeres”, le dijo a la BBC la esposa de Giles.

Según el sistema británico de salud pública, el NHS, en Reino Unido sólo se diagnostica un caso de cáncer de mama cada 100,000 hombres.

El cáncer se desarrolla en el pequeño tejido mamario que los hombres tienen detrás de los pezones. El síntoma más habitual es un bulto duro que no da dolor en uno de los pechos.

Steven Cooper, que falleció de cáncer de mama
Los investigadores todavía no han encontrado un factor genético que explique los tres casos en la misma familia.

Se desconoce la causa del cáncer de mama en los hombres pero algunos de los factores que aumentan el riesgo son la edad, suele afectar a los mayores de 60 años, el historial familiar del cáncer en la familia, tanto en hombres como en mujeres, y la obesidad.

Según el NHS el pronóstico “no es tan bueno en los hombres como en las mujeres”. Esto se debe a que hay menos concientización sobre la enfermedad entre los hombres y se suele diagnosticar más tarde.

Ahora Giles está en proceso de recuperación del cáncer y de la doble mastectomía que le acaban de hacer. Mientras, está participando en una nueva investigación a largo plazo sobre el cáncer de mama en los hombres, llevada a cabo por el Institute of Cancer Research de Londres.

“Espero poder ofrecerles algo que los ayude en la investigación, quizás pueda conducir a algo…”, dijo Giles, que espera también ayudar a aumentar la concientización social sobre el cáncer de mama como una enfermedad que no sólo afecta a las mujeres.