¿Comprar o no un seguro antes de tu próximo viaje?

El seguro de viaje puede ofrecer paz mental pero también puede resultar muy costoso
¿Comprar o no un seguro antes de tu próximo viaje?

Cada vez más personas adquieren seguros de viaje. De acuerdo con SquareMouth, un sitio web de comparación de seguros de viajes en línea, ha habido un aumento del 20% en las pólizas de seguro de viaje adquiridas para las vacaciones de este otoño, en comparación con el año anterior.

El aumento no es sorprendente dada la preocupante serie de acontecimientos recientes, desde el virus Zika y el devastador terremoto en Italia hasta los terroríficos actos de terrorismo en todo el mundo. De hecho, SquareMouth informa que el número de consumidores que buscan específicamente pólizas que cubran el costo de un viaje cancelado o interrumpido por terrorismo se ha duplicado sobradamente en el último año.

Pero hay otras razones por las que puedes considerar adquirir un seguro de viaje. Si tú o un miembro de tu familia sufre una lesión o enfermedad que le impide viajar o que interrumpe un viaje, el seguro de viaje te puede reembolsar los gastos pagados que no utilizaste. También puede cubrir gastos médicos si te enfermas mientras estás de viaje.

Sin embargo, la tranquilidad que ofrece una póliza de seguro, tiene un costo. Beth Godlin, presidente de Aon Affinity Travel Practice, dice que la cobertura más popular puede agregar hasta un 5 y un 7% del costo total del viaje. Para una pareja que gasta $5,000 en una gran escapada, esto implica presupuestar por lo menos $250 por seguro de viaje.

Sin embargo, el pago de ese tipo de prima de seguro puede valer la pena. “Si no vas a embarcarte en el viaje de tu vida hasta marzo del 2018, muchas cosas pueden suceder hasta entonces”, dice Godlin. “En este caso, el costo de un seguro de viaje puede compensar las posibles sanciones por tener que cancelar el viaje”.

Si bien puedes adquirir un seguro de viaje hasta el momento de salida, es a menudo recomendable hacerlo unas pocas semanas después de haber reservado el viaje. La mayoría de los seguros de viaje no cubren automáticamente la cancelación o interrupción debido a una condición médica preexistente. Si deseas una póliza que cubra una condición médica existente, normalmente debes solicitarla dentro del período de 10 días a un mes de la reserva del viaje.

Antes de comprar un seguro de viaje, asegúrate de no estar cubierto de otra forma, y de que no estás pagando una cobertura que no necesitarás.

  • Consulta la cobertura de tu tarjeta de crédito. 4 de cada 10 emisores de tarjetas de crédito encuestados por CardHub ofrecen cobertura por pérdida de equipaje, y un tercio de los emisores de tarjetas ofrecen cobertura por cancelación de viaje, aunque el límite promedio de $3,300 puede no ser suficiente. CardHub clasificó la tarjeta Sapphire Preferred ofrecida por Chase como la mejor en protección de viajes. (Consumer Reports también la considera muy importante por su reembolso en efectivo).
  • Ten en cuenta la necesidad de incluir cobertura médica. Una vez que salgas de los Estados Unidos, tu seguro médico no cubrirá ningún gasto médico si te enfermas mientras viajas al extranjero. (Asegúrate de consultar tu aseguradora actual sobre lo que está y lo que no está cubierto). Si esa es tu única preocupación, es posible que desees omitir un plan de seguro de viaje completo que cubra la cancelación del viaje, los retrasos en el transporte y los problemas de equipaje y que busques un plan de seguro médico más centrado que cubra la atención médica y la evacuación médica fuera de EE.UU. Este tipo de cobertura puede costar solo unos pocos dólares por cada día que estás de vacaciones, de acuerdo con Damian Tysdal, fundador de Travel Insurance Review.
  • Compara precios. Evita la cobertura que pueden ofrecerte mientras reservas tus vuelos en línea. No te quedes automáticamente con el plan ofrecido por un  agente de viajes, que puede estar presionándote para adquirir la póliza que le brinda la comisión más grande. Sitios web como InsureMyTrip y SquareMouth te permiten obtener presupuestos de forma gratuita de diversos emisores, a partir de tus necesidades personalizadas. (InsureMyTrip también ofrece una guía gratuita que recorre todos los distintos niveles de cobertura que desees tener en cuenta).
  • Lee la letra chica. Cada póliza de seguro tendrá reglas muy específicas sobre lo que activa la cobertura. Por ejemplo, si después del ataque terrorista en Niza, Francia, este verano pasado decidiste que querías cancelar tus vacaciones de octubre en París, la cobertura por terrorismo en una póliza probablemente no te cubrirá. Eso es porque la mayoría de las coberturas por terrorismo requiere que su viaje sea a la misma ciudad y a menudo dentro del período de 30 días de un evento, dice Rachel Taft de SquareMouth. Otra área de posible confusión: La cancelación de un viaje que te cubre antes de salir a un viaje no es la misma que la cobertura por interrupción de viaje que te reembolsará los gastos cubiertos si tu viaje se interrumpe.
  • Evita la cobertura de “cancelar por cualquier causa”(“cancel for any reason”) (CFAR). Esta cobertura suma hasta un 40% o más al costo de la cobertura básica. Y a diferencia del seguro de viaje regular, donde se te puede reembolsar el costo total de los gastos cubiertos, la cobertura de CFAR a menudo paga solo el 75% de tus costos o puede reembolsarte con futuros créditos de viaje.

– Carla Fried