Kate del Castillo: “No me arrepiento absolutamente de nada”

Después de un año “muy difícil”, la actriz mexicana resurge en Netflix con “Ingobernable”
Kate del Castillo: “No me arrepiento absolutamente de nada”

Kate del Castillo no puede viajar a México por problemas legales derivados de su reunión con Joaquín “El Chapo” Guzmán meses antes de la detención del narcotraficante. Pero la actriz se desplazó desde Los Ángeles a Nueva York para promocionar la serie “Ingobernable”, en la que interpreta a una Primera Dama de México.

En una habitación de hotel con vistas sobre el Flatiron y el Madison Square Park, apenas a dos millas de la prisión dónde “El Chapo” espera su juicio, Castillo no eludió ninguna pregunta, explicó cómo su proceso legal obligó a rodar todas sus escenas de “Ingobernable” en San Diego y nos aseguró que se sienta más fuerte que nunca para “levantar la voz”.

Pregunta: ¿Qué quiere contar “Ingobernable”?
Kate del Castillo: Es la primera vez que se hace la Primera Dama de México. Nadie se atreve mucho a hablar en México ni de política, ni de religión, ni de sexualidad… todas esas cosas siguen siendo un tabú grande en México. Somos muy doble moral los mexicanos. Creo que esta serie va a abrir un montón de cosas en las que vamos a hablar de situaciones que pasan en México. Aunque sea ficción, son cosas que nos atañen a todos los mexicanos y que es además atractivo para cualquier audiencia de cualquier país, porque en todos los gobiernos existe la corrupción. Todos los gobernantes pueden hacer mejor su trabajo. Por ahí va a agarrar la atención. Tiene mucha acción, pero también tiene sexo, bisexualidad… un montón de cosas interesantes.

P: El título: “Ingobernable”, ¿pero quién?, ¿el país?, ¿la primera dama?
K.C.: Exacto. Porque muchos le dicen “La ingobernable”, pero es “Ingobernable”, refiriéndose a todo.

P: ¿Cómo te sientes cuando te preguntan sobre el asunto con el Chapo Guzmán? ¿Cómo has vivido toda esa situación?
K.C.: La sigo viviendo. Sigo teniendo problemas legales en México. Yo siempre he sido muy abierta, muy directa y siempre he hablado de las cosas que me molestan o que me duelen de México. Y de lo que sea. Siempre me he caracterizado tal vez por tener ese carácter. Ahora con esto me he vuelto sin duda mucho más consciente, pero también mucho más fuerte. Me siento con más fuerza de levantar aún más la voz. Ya que sé cómo se maneja todo, ya que sé cómo es tan fácil inventar y divulgar cosas, con más razón tengo que levantar mi voz. No sólo para defenderme a mí como mujer y como artista, sino en general para ayudarnos como mexicanos y como ciudadanos del mundo.

P: ¿Te arrepientes de algo?
K.C.: De nada. De nada. No me arrepiento absolutamente de nada. Porque hay cosas que no estuvieron en mis manos y por eso es que estoy ahorita tan bien, porque sé que me puedo ir a dormir tranquila. Sé que yo no hice absolutamente nada malo. Atrevido, tal vez. Osado, sí. Pero nunca nada ilegal, de entrada, y nunca nada de los cargos que tengo. Tengo tres cargos en México, que además ya los investigaron y ya saben que no son. Pero no he podido regresar. Así es que al menos ahorita duermo tranquila al saber que no hay nada y que no te van a encontrar nada, eso te mantiene bien.

P: ¿Aún hoy no puedes ir a México?
K.C.: No.

P: ¿Cómo afectó eso el proceso del rodaje de “Ingobernable”?
K.C.: Yo debía de haber ido a México, pero no pude ir nunca. Tuve una doble que hizo todas mis escenas en las calles. Es increíble, porque no notas la diferencia. Cuando ves la serie nunca te das cuenta quién es quién; hicieron un gran trabajo. Y desde luego para Netflix, imagínate, cambiaron la locación y todas mis escenas se hicieron en San Diego. Fue fuerte el cambio, pero ellos siempre estuvieron conmigo. Tengo que estar agradecida siempre con Netflix, porque ellos siempre creyeron en mí, estuvieron pendientes de lo que fuera conmigo y no se echaron para atrás en el show.

Un momento del rodaje de "Ingobernable".
Un momento del rodaje de “Ingobernable”.

P: ¿En San Diego grabaron más interiores, entonces?
K.C.: Hicimos de todo. Hay muchos lugares en San Diego que parecen México. Y si algo tiene Epigmenio Ibarra [el productor de “Ingobernable” que vendió la idea a Netflix] es que es muy bueno con las locaciones. O sea, te lo juro, hay veces que viendo los capítulos no sé si soy yo o es la doble. Porque hay escenas con primeros planos míos y luego el plano completo con la doble. Fue un reto fuerte.

P: Muchas series de Netflix exitosas tienen una segunda temporada…
K.C.: No sabemos todavía, pero hay muchas posibilidades de que se haga. Yo de verdad espero que sí. Y creo que la van a pedir porque sí está muy buena la serie y acaba además muy fuerte. Creo que pronto tendremos la luz verde para hacer la siguiente temporada.

P: ¿Cómo crees que se va a recibir la serie en México y entre los hispanos en Estados Unidos?
K.C.: Yo creo que para los hispanos en todas partes va a ser muy atractivo porque es una forma de conectarte con México. Y siempre ver a México, sus calles, es atractivo. Y de una manera real, porque estás viendo los dos grandes mundos de México. El mundo poderoso, político y de mucho dinero. Y el otro mundo que es todo lo contrario. Creo que eso también es atractivo para los americanos que no hablan el idioma (español), para conocer un poco más de México y de su política.

P: ¿En qué otros proyectos estás ahora?
K.C.: Este año ha sido muy difícil para mí. Ahorita estoy poniendo otra vez para resurgir y ponerme a trabajar. Hay varias cosas por ahí. Tengo pronto una ida a España para ver tal vez “La Reina del Sur 2”. Me voy a ver con (Arturo) Pérez-Reverte allá, yo creo que pronto.

Lee aquí el resto de lo que nos contó Kate del Castillo sobre “La Reina del Sur 2”.