Aficionado muere al caer de lo más alto de un estadio

Un joven de 23 años que acudía por primera vez a un estadio, cayó de una altura equivalente al octavo piso de un edificio por querer ver mejor el partido

La jornada dominical en el fútbol brasileño se vistió de luto, luego de que un lamentable accidente ocurriera en el clásico entre Corinthians y Sao Paulo, en donde un aficionado resultó muerto al cometer una gran imprudencia.

Bruno Pereira da Silva, de 23 años de edad, intentó saltar de una tribuna a otra, subiendo a lo más alto del estadio Morumbí, para poder ver mejor el partido, cuando de repente, perdió el equilibro y cayó desde una altura de 82 pies (25 metros).

Prácticamente, Pereira cayó desde el octavo piso de un edificio, por lo que sufrió severas lesiones en la cabeza. De inmediato, fue trasladado a un hospital, en donde falleció a las pocas horas del trágico suceso.

Amigos del joven aseguraron que era la primera vez que Bruno asistía a este estadio a presenciar en vivo, un partido de fútbol.

?>