Chicharito cumple sueño de fan trinitario

Kipp Meloney viajó más de tres horas y se plantó fuera del estadio en donde entrenaría el Tricolor, con tal de conocer al delantero mexicano

Kipp Meloney es un joven originario de Trinidad y Tobago que recientemente concluyó sus estudios de bachillerato y su más grande sueño era poder conocer a Javier Hernández, ilusión que se concretaría en esta jornada de la fecha FIFA, en donde México jugará en suelo trinitario por las eliminatorias mundialistas.

Pero Meloney vio por unos instantes que su más grande anhelo se esfumaba luego de que el viernes pasado, Chicharito saliera de cambio por un problema muscular, angustia que duró un par de días hasta que Juan Carlos Osorio confirmó que el delantero se encontraba en perfectas condiciones y realizaría el viaje a Trinidad y Tobago.

Así que Kipp emprendió un viaje de 50 kilómetros para tratar de presenciar la práctica del Tricolor y si corría con suerte, ver de cerca a Chicharito y por qué no, pensar en que podría estrechar su mano, intercambiar regalos y tomarse un par de fotografías con él.

El martes por la noche, antes de que el camión de la selección mexicana arribara al Hasely Crawford Stadium, Meloney se paró a las afueras del estadio, vistiendo el jersey del Bayer Leverkusen, con el dorsal del mexicano, lo cual llamó la atención de los jugadores y de los medios de comunicación que esperaban al equipo.

Kipp vive en Saint Andrew, en Trinidad, y tuvo que hacer un viaje de más de tres horas en su intento por conocer a su más grande ídolo, además de esperar cerca de dos horas para poder verlo de cerca a su llegada al estadio.

Por fortuna, Chicharito accedió a conocer en persona a este joven, quien no solo pudo conocer en persona al futbolista mexicano, sino que también pudo tomarse fotografías con él y se llevó a casa la camiseta de “Las Aspirinas” autografiada.