Grupo conservador exige restringir inmigración para aliviar carga a las escuelas

Un grupo que apoya disminuir la inmigración en EEUU, divulgó un informe en el que repite su queja de que muchos inmigrantes no quieren integrarse y generan gastos innecesarios en educación
Grupo conservador exige restringir inmigración para aliviar carga a las escuelas

WASHINGTON.- Para engrasar aún más la maquinaria contra los inmigrantes indocumentados, el Centro para Estudios de Inmigración (CIS), reiteró este martes su llamado a restringir la inmigración para aliviar la carga en las escuelas públicas de Estados Unidos.

Durante una rueda de prensa, el CIS, un grupo que apoya apretar las tuercas a la inmigración en EEUU, divulgó un informe en el que repite su consabida queja de que muchos inmigrantes no quieren integrarse, y que el aumento en la inmigración está afectando a las escuelas públicas, que ya afrontan hacinamiento, escasez de recursos, y retos para mejorar el rendimiento académico de estudiantes pobres.

Steven Camarota, activista del conservador Center for Immigration Studies, asegura que los inmigrantes son una carga para las escuelas públicas. Foto: María Peña/Impremedia

“Mientras los inmigrantes ilegales siguen entrando a raudales en EEUU, los distritos escolares locales se quedan pagando el precio”, advirtió Steven Camarota, director de investigaciones de CIS.

Según el estudio, el aumento en niños inmigrantes es tal en algunas áreas que eso pone en duda su proceso de integración en EEUU.

En 2015, cerca de uno cada cuatro estudiantes en las escuelas públicas es inmigrante, en comparación con apenas el 7% en 1980 y el 11% en 1990, y CIS argumentó que ese aumento ha puesto a prueba la capacidad de absorción de las escuelas y ha aumentado el costo para los gobiernos locales y estatales.

En algunos distritos escolares, las escuelas no tienen la capacidad o los fondos para administrar programas de inglés como segundo idioma, según el documento.

El informe, sin embargo, no toma en cuenta que los inmigrantes, legales o no, aportan a la economía con el pago de impuestos, destinados en parte a la educación.

Lo que dicen los demás

Aunque el estudio de CIS combina datos del Censo y mapas de Google para explicar el impacto de la inmigración en cada distrito escolar, éste no refleja la situación documentada por numerosos estudios académicos, sociales y económicos de que, de hecho, la mayoría de los inmigrantes sí se integra a la sociedad estadounidense.

Activistas que trabajan estrechamente con la comunidad inmigrante afirmaron que la educación es un derecho consagrado en la Constitución para todos los estadounidenses, sin importar su estatus legal, y que no es la primera vez que grupos como CIS escogen cifras para justificar su llamado a restringir la inmigración.

Consultada sobre el informe de CIS, Clarissa Martínez, experta en política migratoria del Concejo Nacional de La Raza (NCLR), ironizó que “los grupos antiinmigrantes por lo menos están enseñando el cobre y demostrando que en realidad están opuestos a toda inmigración”.

“Sus tácticas son muy trilladas, sus estudios son atacados por expertos que sí saben matemáticas y estadísticas… no es lo que dicen los educadores, los psicólogos, académicos sobre la integración de la mayoría de los inmigrantes”, subrayó la activista.

Seamos claros: lo que les molesta es el color de los inmigrantes de hoy, el crecimiento de la población latina, sea inmigrante o nacida acá. Ya que están mostrando su verdadero color, que se pongan su uniforme porque tienen una política motivada por la supremacía blanca”, dijo Martínez, en alusión a los grupos supremacistas blancos como el KKK.

Clarissa Martínez, experta de NCLR, afirmó que la Casa Blanca debe incluir a otras voces en debate migratorio, no solo a grupos partidarios de “supremacía blanca”. Foto: María Peña/Impremedia

Por otra parte, Martínez aseveró que es preocupante que la Casa Blanca esté adoptando políticas “basándose en ideas de supremacía blanca”, sin escuchar las demás voces del debate migratorio.

?>