EEUU evaluará si otorga fondos para plebiscito en Puerto Rico

Rosselló calificó de "indigno" que la papeleta incluya la opción de colonia pero, en aras de resolver la crisis en la isla, consideró necesario "dar un paso al frente" y "efectuar un plebiscito avalado por el Gobierno federal".

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Prensa en Facebook

EEUU evaluará si otorga fondos para plebiscito en Puerto Rico

WASHINGTON.- El Departamento de Justicia de EEUU negó fondos por $2,5 millones para la realización de un plebiscito en Puerto Rico en junio próximo, pero este viernes dejó abierta la posibilidad de modificar su posición, si el eventual voto incluye la opción del estatus territorial vigente en la isla.

El subsecretario interino de Justicia, Dana Boente, envío ayer una carta al gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, en la que negó una solicitud de $2,5 millones para el posible plebiscito del próximo 11 de junio y otras actividades de educación de votantes.

En la misiva, Boente expresó preocupación porque la convocatoria de junio próximo sólo incluye la opción de la “estadidad” y la independencia, y la omisión del estatus territorial actual, conocido como “Estado Libre Asociado” (ELA),  contraviene la política del gobierno en Washington.

Un portavoz del Departamento de Justicia, que pidió el anonimato, afirmó hoy la voluntad de la agencia federal de revisar las enmiendas que el gobierno de San Juan haga a la ley que reglamentará el plebiscito en cuestión.

Sin embargo, sugirió que el Departamento de Justicia “necesitará tiempo” para revisar las enmiendas a la ley, antes de determinar el futuro desembolso de fondos para el plebiscito.

“Si el gobierno de Puerto Rico revisa la papeleta del plebiscito o materiales relacionados, el Departamento (de Justicia) revisaría los nuevos materiales y reconsideraría su determinación. Hay que notar que el Departamento necesitaría suficiente tiempo antes del plebiscito programado para realizar esta revisión”, explicó el portavoz.

En una declaración escrita emitida anoche, Rosselló calificó de “indigno” que la papeleta incluya la opción de colonia pero, en aras de resolver la crisis en la isla, consideró necesario “dar un paso al frente” y “efectuar un plebiscito avalado por el Gobierno federal”.

Rosselló anunció que ha accedido a realizar los cambios a la Ley de Plebiscito, y se prevé que la legislatura puertorriqueña los haga el próximo martes, tras lo cual deberá enviar al Departamento de Justicia en Washington el nuevo lenguaje de la papeleta para su revisión.

 

Según Rosselló el plebiscito de junio sería “el primer plebiscito vinculante” con el gobierno federal.

La última vez que Puerto Rico realizó un plebiscito fue en 2012, en el que la mayoría de los puertorriqueños rechazaron el “ELA” y optó por la estadidad. Pero Boente argumentó en su carta que la votación generó controversia, y la isla ha afrontado enormes cambios en los últimos cinco años.

Como respuesta inicial a la carta, Rosselló recurrió a Twitter para condenar las presiones de la agencia federal, al señalar que la postura de la Administración Trump contraviene a su vez la voluntad del pueblo puertorriqueño que ha rechazado su situación de “colonia”.

Un Grupo de Trabajo establecido por la Administración Obama determinó en 2011 que era necesario resolver el asunto del estatus político de Puerto Rico para arreglar la crisis económica en la isla.