Debaten sobre los retos de Puerto Rico y su conexión con la Florida Central

Un debate auspiciado por el periódico Orlando Sentinel reunió a líderes de la Florida y Puerto Rico para discutir sobre los problemas y posibilidades de la isla y de los boricuas aquí y allá

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Prensa en Facebook

Debaten sobre los retos de Puerto Rico y su conexión con la Florida Central
De der. a izq.: y José Dávila, de Hispanic Federation, y Carlos Mercader, director ejecutivo de PRFAA, debatieron sobre los temas de Puerto Rico junto al moderador Paul Owens, del Orlando Sentinel, el congresista Darren Soto y Daniel Garza, de Libre Initiative. (Cecilia Figueroa / La Prensa)
Foto: Cecilia Figueroa / La Prensa

En la Florida Central, el hogar de muchos boricuas, y en Puerto Rico se comparten inquietudes y cuestionamientos sobre el futuro económico de la isla, la actuación de la nueva junta fiscal PROMESA, el próximo referéndum sobre el estatus y el crecimiento de la diáspora puertorriqueña, entre otras inquietudes.

Por ello, el foro educativo y comunitario ‘Puerto Rico There & Here’, moderado por Paul Owens, editor de Opinión del Orlando Sentinel, y Rafael Palacio, editor del periódico El Sentinel, realizado en el Valencia Community College, campus de Osceola, despertó el interés por discutir esos temas y evaluar su impacto en el estado del sol.

“Este es un evento donde queremos traer a la discusión con la comunidad aquí en la Florida, una comunidad puertorriqueña que ha ido creciendo en números increíblemente en los últimos 10 años, queremos traer a discusión todos los asuntos que competen a Puerto Rico, pero que también tocan muy de cerca a la comunidad aquí. Y concientizar a las personas en la Florida cómo ellos pueden insertarse en todos los procesos que Puerto Rico está llevando a cabo con su voz, trabajo, su acción con los representantes en el Congreso, senadores y el mismo gobernador de la Florida”, enfatizó Carlos Mercader, director ejecutivo de la Administración de Asuntos Federales de Puerto Rico (PRFAA, por sus siglas en inglés), uno de los panelistas de este foro.

Otros de los panelistas fueron Darren Soto, congresista de ascendencia puertorriqueña, quien representa el Distrito 9 de Florida; Daniel Garza, presidente de LIBRE Initiative y José Dávila, vicepresidente de policita pública y relaciones gubernamentales de Hispanic Federation.

Antes de iniciar el foro, el congresista Soto recibió un reconocimiento especial por parte del Valencia Community College por su impulso para hacer realidad el campus en Poinciana, en el que muchos jóvenes y adultos de esa comunidad en crecimiento podrán tener acceso a estudios superiores cerca de sus hogares.

Soto dijo estar satisfecho de proveer más recursos para familias, especialmente hispanos que llegan a la Florida Central, para que tengan acceso igualitario a educación.

Uno de los temas cruciales debatidos en el foro fue el estatus político de la isla la decisión que los puertorriqueños tomarán al respecto en el próximo referéndum, el 11 de junio.

Soto destacó que los boricuas tienen la decisión en sus manos con el plebiscito, y coincidió con los panelistas en seguir trabajando para impulsar el comercio y otros temas primordiales que afectan a la isla: “es difícil hacer negocios en Puerto Rico, se necesita más transparencia, y el estatus es parte del asunto económico”. Además, dijo estar dispuesto a seguir abogando por las causas de los hermanos puertorriqueños: “voy a respetar y abogar por su decisión”.

A su vez, Soto reconoció la labor de muchos soldados puertorriqueños en defensa de Estados Unidos. En este sentido, Mercader dijo que “los puertorriqueños que van a la guerra no pueden votar por la persona que los manda a la guerra…. Necesitamos la descolonización, no puede continuar así Puerto Rico”, refiriéndose a que los puertorriqueños no pueden votar para presidente si residen en la isla, pero cuando se mudan a Florida u otro estado sí pueden hacerlo.

Por su parte, Mercader precisó que espera que los puertorriqueños tomen acción y confía en que Puerto Rico se convierta en el estado número 51 de la nación para que todos sus habitantes gocen de los mismos derechos que cualquier ciudadano nacido en cualquier estado del país.

Entre tanto, abogó para los que viven aquí muestren su solidaridad por las familias en Puerto Rico, que está en riesgo por la merma de fondos para el Medicaid. “Es nuestra responsabilidad llamar la atención a la población, para que aprovechen ese derecho que tienen aquí y para que se convierta en voz de aquellos que no tienen derecho representativo en Puerto Rico. Eventos como éstos nos ayuda a decirles a todos, ustedes tienen unos representantes y senadores en el Congreso que Puerto Rico no tiene, y ustedes en la medida que le pongan presión a ellos para que atiendan los temas más neurálgicos de Puerto Rico, ellos se van a convertir en la voz de los puertorriqueños no de aquí sino de Puerto Rico mismo”.

Mercader dijo que el gobernador de Puerto Rico, Ricardo Roselló, pronto visitará la Florida Central. Ya visitó Miami y “va a venir muy pronto a Orlando. El gobernador está muy consciente del corredor de la I-4, sabe de la cantidad de puertorriqueños que viven aquí y va a venir pronto”, indicó.

Garza enfatizó que ve con esperanza el futuro económico de la isla, basado en que se genere un ambiente favorable para el comercio y los negocios: “para nosotros es muy importante avanzar lo que es un mensaje para restringir lo que es tanta centralización del poder, del gobierno a cualquier nivel. A veces, el gobierno pone tantas trabas… por eso queremos ser productivos con ideas, para avanzar un nuevo crecimiento económico en la isla. El gobierno no genera riqueza, el sector privado es el que genera riqueza y eso es lo que debemos desatar”.

El foro ‘Puerto Rico There & Here’ abordó en la Florida Central temas cruciales para los puertorriqueños en la isla y en los Estados Unidos. (Cecilia Figueroa / La Prensa)

Crisis del sistema de salud y de las finanzas públicas

Entre tanto, Dávila, de Hispanic Federation, indicó la situación médica como una de las prioridades inmediatas que preocupa a la comunidad puertorriqueña, e invitó a la diáspora a llamar a sus representantes y congresistas locales para defender esta causa.

Mercader coincidió en que los boricuas en la Florida pueden dar su apoyo para defender los fondos para el sistema de salud de Medicaid en Puerto Rico, que está al borde de un abismo.

“Estamos trabajando fuerte en el Congreso para no quedarnos sin fondos para el bloque del Medicaid, necesitamos atender eso, si no la crisis será más aguda. Hay 1.3 millones de  participantes del Medicaid en Puerto Rico, si nos quedamos sin fondos eso pudiera resultar en una migración masiva de participantes y beneficiarios. Por eso estamos buscando se incluyan medidas para que se pueda atender ese precipicio al que nos encaminamos”, acotó Mercader.

Sobre la crisis económica que enfrenta la isla, que tocó fondo con una deuda pública de cerca de $70,000 millones, dijo que le ve a esta situación un lado positivo: “la crisis y la necesidad, es la madre de la invención de las oportunidades, y nosotros hemos estado legislando, presentando propuestas, Enterprise Puerto Rico, hay una serie de incentivos para que los médicos se queden en Puerto Rico, incentivos para que ciertas empresas regresen a Puerto Rico, el gobernador visitó Google en California, invitándolos a tratar de desarrollar la parte tecnológica dentro de Puerto Rico. Hemos estado haciendo innumerables gestiones para demostrarle al mundo las oportunidades que representa invertir en Puerto Rico y cómo Puerto Rico se puede convertir en ese lugar entre lo que es América del Sur y Norteamérica en términos económicos, puede facilitar esa inversión”.

El desafío de este gobierno es “ser transparente, negociar con todas las partes interesadas en este asunto fiscal y a la vez encaminar a Puerto Rico hacia un desarrollo económico”.

Sobre la junta de control fiscal creada por el Congreso para supervisar las finanzas y gastos gubernamentales dijo: “tienes un ente que está regulado por el Congreso, que básicamente está tratando de cumplir con unas metas económicas, que mira resultados y tienes un gobierno que tiene que ver el proceso porque en el proceso se afectan las personas. Hay que trabajar con ellos”.

Apostando a la rehabilitación de la reputación comercial de la isla, enfatizó: “Puerto Rico siempre ha sido un destino atractivo, lamentablemente se ha perdido esa credibilidad en los mercados, pero es nuestro deber como gobierno restaurar esa credibilidad”.