La osa polar que murió de tristeza cuando se llevaron a su compañero a otro zoológico

Otra vez, SeaWorld de San Diego está en el ojo del huracán
Sigue a La Prensa en Facebook
La osa polar que murió de tristeza cuando se llevaron a su compañero a otro zoológico
Un oso polar vive de 25 a 30 años en libertad.

La osa polar Szenja nació en un zoológico alemán hace 21 años, pero desde su primer año de vida fue trasladada a SeaWorld en San Diego.

Ahí se encontró con Snowflake, un macho que se convirtió en su compañero por 2 décadas. Sin embargo, y a pesar de las protestas, la administración de SeaWorld decidió trasladar a Snowflake al zoológico de Pittsburgh para servir de semental.

Snowflake fue trasladado a finales de febrero pasado. Szenja sobrevivió a su tristeza solamente unas semanas: murió ayer martes.

Al Garver, vicepresidente de operaciones zoológicas de SeaWorld San Diego, afirmó: “Szenja era un miembro querido de nuestra familia de animales, así que éste es un día muy difícil para todos nosotro (…). Estamos orgullosos de haber sido parte de su vida y de saber que inspiró a gente de todo el mundo a proteger a los osos polares en la naturaleza”.

“Después de perder a su compañero de 20 años cuando SeaWorld envió Snowflake al zoológico de Pittsburgh con el fin de reproducir más osos polares miserables, Szenja hizo lo que cualquiera haría al perder toda esperanza: se dio por vencida“, señaló el vicepresidente de PETA, Tracy Remain.

“Esto debería ser un llamado de atención a SeaWorld: dejen de criar y enviar animales a los alrededores, cierren las exhibiciones de animales y llévenlos a santuarios. Hasta que no lo hagan, esta nave seguirá hundiéndose”, añadió.

SeaWorld ha estado en el ojo del huracán en los últimos años por casos de maltrato animal, especialmente luego de la difusión del documental Blackfish que desenmascaró el trato cruel y comercial que reciben las orcas en la cadena de parques.

El promedio de vida de un oso polar oscila entre los 25 y 30 años en su hábitat natural.

Alrededor de la web