Sin clemencia por sus cuatro hijos, deportaron a Maribel Trujillo a México

Ahora buscan la manera de reunirla con su hija más pequeña, que sufre convulsiones y tiene apenas 3 años de edad. Human Rights Watch calificó la deportación de "cruel".
Sigue a La Prensa en Facebook
Sin clemencia por sus cuatro hijos, deportaron a Maribel Trujillo a México
Maribel Trujillo Díaz y su familia, la madre de cuatro hijos, dos con necesidades especiales,y sin antecedentes penales que ICE arrancó de su familia e iglesia hace dos semanas, y hoy la pusieron en un avión de deportación hacia México. (Foto Proporcionada)

Alegando que era “prioridad de deportación” -aunque no tenía antecedentes penales- Maribel Trujillo, una mamá de 4 hijos que vivía, trabajaba y daba clases en su parroquia, fue expulsada hoy hacia el interior de México en uno de los “aviones de deportación” de la Agencia de Inmigración y Aduanas (ICE).

La agencia gubernamental hizo caso omiso a las múltiples peticiones de clemencia de parte de la comunidad religiosa –incluyendo solicitudes oficiales de las Arquidiócesis de Cincinnati y Nueva Orleans– y la deportó, sin permitir que su hija más pequeña, de 3 años y quien sufre de convulsiones, se fuera con ella.

Hace apenas un mes, Maribel vivía y trabajaba tranquilamente con un permiso de estadía y de trabajo que el gobierno le otorgaba cada año, por no ser prioridad de deportación y porque estaba peleando un caso de asilo luego de su arresto en 2007 durante una redada a la fábrica donde trabajaba.

Pero cuando la mujer se presentó a su cita anual con ICE a principios de abril, primero la dejaron irse, luego que demostró que tenía una solicitud legal pendiente para reabrir su caso de asilo. Dos días después de la cita, la interceptaron en la calle cuando se dirigía al trabajo en Fairfield, Ohio, donde vivía con su esposo y cuatro hijos.

La abogada Kathleen Kersh, de la organización Advocates for Basic Legal Equality en Dayton, Ohio, dijo que su representada aún tiene opciones legales. La familia y los abogados que la asisten, así como miembros de su comunidad religiosa, están colaborando para lograr la reunificación de Maribel con su hija de 3 años, la más pequeña, y quien sufre de una enfermedad que le ocasiona convulsiones.

“ICE no permitió que se fuera con su hija”, dijo Kersh. “Se esta buscando la manera de enviar a la hija y el consulado Mexicano está ayudando bastante, porque no es fácil enviar sola a una niña de 3 años y con los problemas médicos que esta tiene”.

Sus otros tres hijos se quedarán por el momento en Ohio junto a su padre, agregó.

Una moción de emergencia ante el Tribunal de Apelaciones del Sexto Circuito para impedir la deportación de Maribel había fallado la semana pasada, pero aún existe otra moción legal ante la Junta de Apelaciones de Inmigración (BIA) para reabrir su caso de asilo.

La organización Human Rights Watch reaccionó  ala noticia de la deportación de Maribel pidiendo que “no normalicemos la crueldad”.

Abogados alegan que está en peligro

Maribel fue arrestada originalmente en 2006 durante la era de Bush y sus redadas a fábricas, en su lugar de trabajo. Luego de su arresto, la mujer pidió asilo alegando que estaba en peligro si regresaba a México porque su hermano había sido secuestrado y reclutado en una narco-pandilla.

“Originalmente perdió el caso porque la corte consideró que no había comprobado que nadie más de la familia estuviera en peligro por lo ocurrido a su hermano”, dijo Kersh.

En 2015, el gobierno de Obama decidió que Maribel era una buena candidata para recibir un permiso temporal utilizando la llamada “discreción procesal” que ese gobierno aplicó a partir de 2014 a personas sin antecedentes penales y fuertes lazos comunitarios lazos comunitarios.

Aparte de ser una personan apreciada en su comunidad y profesora de religión en su parroquia, Maribel era mamá de cuatro hijos ciudadanos, todos pequeños, dos de los cuales tienen problemas de salud que requieren de atención especial.

Hace dos años, ICE puso a Maribel en un sistema de chequeos anuales y le dió un permiso de trabajo.

Recientemente, sin embargo, el papá de Maribel fue secuestrado en México y los mismos grupos que trataron de reclutar a su hermano amenazaron a toda la familia, dijo Kersh.

“Por esa nueva ocurrencia, decidimos ayudarla a reabrir su caso de asilo”, dijo la abogada.

Si la BIA decide favorablemente ese caso, entonces el reto será lograr que las autoridades permitan el regreso de la mujer al territorio estadounidense, para asistir a audiencias del caso.

“Intentaremos poner la mayor presión posible para traerla”, dijo la abogada. “Si no la dejan, el juez puede dejar sin validez el caso”.

La comunidad de derechos de los inmigrantes lamentó la deportación de Maribel, alegando que prueba que la Administración Trump no está cumpliendo su promesa de deportar únicamente a personas con antecedentes penales.

“Esta misma semana el secretario del DHS, John Kelly, argumentó falsamente que sus agentes solo se están entrando en criminales y “bad hombres”. Pero el caso de Maribel Trujillo es un claro ejemplo de la realidad: Trump y la Fuerza de Deportación de Kelly van tras todos con los que se topen. Desafortunadamente este no será el último caso ‘Maribel’, dijo Frank Sharry, Director Ejecutivo de America’s Voice Education Fund.

La comunidad de su iglesia en Cincinnati (que bordea con su lugar de residencia en Ohio) había firmado cartas, levantado la voz, y anoche mismo llevaron a cabo una vigilia marchando con velas y oraciones “por ella y su familia, por el país y por la búsqueda de justicia para todos aquellos que han sido afectados por la fuerza de deportación del gobierno de Trump”.

Un grupo había pedido la intervención de Ivanka Trump, la hija del presidente de Estados Unidos, quien dice defender los derechos de la mujer. Pero no tuvieron éxito en lograr su atención.

 

 

Alrededor de la web