Esto es lo que le da a Chávez Jr. el fuego para ir por la victoria

El excampeón mundial admitió que hubo un tiempo en el que quería retirarse, pero eso cambió
Esto es lo que le da a Chávez Jr. el fuego para ir por la victoria
Julio César Chávez Carrasco y su hija Julia. El peleador de 31 años de edad quiere firmar un triunfo memorable dedicado a ella.

Cuando se le preguntó a Julio César Chávez Jr. de dónde proviene el mayor fuego interior para buscar la victoria el sábado contra Saúl “Canelo” Álvarez, el sinaloense dijo que son varios factores, pero principalmente uno.

“Lo que más me importa es demostrar que todavía estoy apto para estar en los primeros niveles del boxeo mundial”, dijo el peleador de 31 años de edad en una conferencia con reporteros.

“Hablando de temas personales (que me motivan) es muy importante ganar la pelea porque se la puedo dedicar a mis hijas para que tengan un buen ejemplo de su papá cuando crezcan”.

Chávez Jr. no quiso explorar su futuro en caso de una derrota contra “Canelo” Álvarez.

No pienso perder, no te podría decir qué va a pasar si pierdo porque no tengo en mi mente perder, así que mejor hablaríamos después de la pelea”, dijo Chávez, quien sin embargo admitió durante la charla que luego de sus peleas de 2015 contra Andrzej Fonfara y Marcos Reyes pensaba que quería estar fuera del boxeo.

“No lo hice con la pasión de mis mejores momentos. Por eso ya no vieron lo mejor de mí”, explicó. “Pero eso cambió y otra vez quiero ser el mejor Julio que la gente haya podido ver”.

Chávez también habló sobre el rol de su legendario padre cuando se encuentra en preparación para una pelea.

“Me gusta que vaya a mis entrenamientos, pero no me gusta que quiera ser el entrenador, porque creo que para eso se escoge un entrenador. Si se escoge un entrenador, hay que hacerle caso”, dijo Chávez Jr. “Creo que la mayoría de cosas que sé en el boxeo las aprendí desde que nací viendo boxear a mi papá.

“A veces es más conveniente tener a alguien como Nacho Beristáin, que es un entrenador de Salón de la Fama, así como mi papá fue uno de los mejores boxeadores de la historia”.