Joven golpeó a homosexual hasta la muerte

Kelly Schneider dio una paliza mortal a Steven Nelson tras hacerle creer que iban a mantener relaciones sexuales
Joven golpeó a homosexual hasta la muerte
Kelly Schneider insultó y golpeó repetidamente a un hombre por su condición homosexual, provocándole la muerte al día siguiente del ataque.

No soy gay y nunca dejaré que un homosexual me toque“.

Kelly Schneider, estadounidense de 23 años y residente en Nampa, Idaho, no se cansaba de repetir estas palabras cuando sus amigos le preguntaban acerca de su orientación sexual, sacando a la luz su homofobia y vaticinando el terrible suceso que iba a tener lugar el 27 de abril.

Esa tarde, el joven decidió ofrecer sus servicios sexuales en la página web backpage.com, un portal de anuncios clasificados, con el objetivo de captar la atención de algún usuario; para ello, Schneider adjuntó a la publicación una foto en la que aparecía sin camiseta.

Steven Nelson, un hombre homosexual que solía visitar dicha página web, respondió al anuncio y quedó al día siguiente con el misterioso usuario, aunque la “cita” no fue como él esperaba: lejos de mantener relaciones sexuales, Schneider se llevó todo el dinero de Nelson antes de que hubiera algún tipo de contacto físico entre los dos.

Steven Nelson era un gran activista de la comunidad LGBT.

Pero la pesadilla de Nelson no terminó ahí: 24 horas más tarde, el 29 de abril, Schneider volvió a comunicarse con él y, tras convencerle para darle una nueva oportunidad, los dos hombres acordaron encontrarse en un aparcamiento alejado de la ciudad.

Lo que Nelson no sabía era que el plan de Schneider, que ahora contaba con la ayuda de un par de cómplices, consistía en conducir desde el estacionamiento hasta Gott’s Point, una zona bastante aislada en el Refugio Nacional Deer Flat cerca del Lago Lowell, para poder robarle de nuevo sin problemas; eso sí, los dos cómplices del criminal estarían escondidos por si las cosas salían mal.

Efectivamente, nada sucedió como estaba planeado: al llegar a Gott’s Point, Schneider comenzó a agredir verbalmente a Nelson con todo tipo de insultos homófobos y le pateó 20 o 30 veces con unas botas equipadas con punteras de acero, lo que le provocó la muerte en el hospital al día siguiente.

Schneider se declaró culpable del crimen el pasado 7 de febrero y el miércoles fue condenado por el Juez Principal B. Lynn Winmill del Tribunal del Distrito de Idaho a 336 meses de prisión seguidos de cinco años de libertad bajo vigilancia por atacar y causar la muerte a Nelson y por violar la Ley Matthew Shepard para la Prevención de los Delitos de Odio.

Dicha resolución federal se suma, según el Departamento de Justicia, a los 28 años de cárcel que le impuso un juzgado estatal a principios de abril por el asesinato en primer grado de Nelson, un crimen que demuestra la importancia de elaborar una legislación rígida a la hora de tratar con crímenes homófobos.