Los ladrones “Don Juan” que primero enamoran y después asaltan a mexican@s

“En la CDMX es muy fácil saber dónde puedes robar porque las personas son muy fanfarronas y presumen hasta de lo que no tienen"
Los ladrones “Don Juan” que primero enamoran y después asaltan a mexican@s

MÉXICO.- Son atractivos y hermosas. Observadores y pacientes. Pueden esperar varios meses antes de realizar el atraco que incluye clonación de tarjetas de crédito, robo de carteras y joyas dentro de las departamentos y casas de todo tipo de clases sociales para dejar a las víctimas con la banca y el corazón rotos.

La Procuraduría de Justicia de la Ciudad de México les ha seguido la pista en los últimos años y ha capturado a más de una decena de bandas, entre ellas, la de un grupo de colombianos que se hacían pasar por gente de clase media visitando bares de moda para enamorar a despistados.

“En la Ciudad de México es muy fácil saber dónde puedes robar porque las personas son muy fanfarronas y presumen hasta de lo que no tienen”, describió uno de ellos cuyo nombre se reservó la autoridad.

Pero la capital mexicana no es la única con problemas de seducción con motivos de robo, un delito que ha incrementado en los últimos años.

De hecho, el reporte anual del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) de 2016, registró que los ministerios públicos del país recibieron 1.5 millones de denuncias por presuntos delitos y uno de cada tres casos fue por denuncias de hurto.

En el estado de puebla, los medios de comunicación dieron amplia difusión a finales del año pasado al caso de un grupo de mujeres que con su gracia y encanto se ganaron la confianza de un policía privado de un colonia llamada Caserío San Diego, en San Pedro Cholula.

Una vez dentro, la banda delictiva drogó al vigilante y se robó las llantas de seis camionetas y autos de reciente modelo en el barrio de Santiago Mixquitla.

En San Pedro, Nuevo León, la procuraduría de justicia hizo público el caso de una mujer que fue detenida después de robar dinero, electrónicos y muebles a una anciano de 72 años a quien convenció de dejarla en su casa mientras él iba a comprar cerveza con la promesa de que al regresar tendrían relaciones sexuales.

Un estudio de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en colaboración con la Universidad de Salamanca, España, desarrolló un estudio sobre el perfil delincuencial de los mexicanos a lo largo de diez años en el que determinaron las características de los ladrones. “Los que roban son observadores, muestran conductas obsesivas y sobresalen por su meticulosidad“, precisó Ampudia Rueda una de las autoras.

Anabel Fernández, psicóloga especializada en violencia criminal, agrega que los delincuentes especializados en robo con seducción tienen además otras características. “Son muy seguros de sí mismos y regularmente escogen llevar esta vida: no es que fueron empujados a ella, más bien, lograr un asalto bajo estas características les brinda mucho placer”.

Las víctimas más vulnerables a este tipo de ladrones son los homosexuales.

En 2013, el entonces procurador de Justicia del estado de San Luis Potosí, Joel Melgar, advirtió sobre un modus operandi en el estado que se concentraba en gays: hombres que los conquistaban para robarles pertenencias

“El problema es que las víctimas no lo denuncian por temor a que se enteraran las familias de sus preferencias sexuales”, dijo.

Con el resto de los afectados aún existe el estigma sobre los altos niveles de impunidad de alrededor del 98% además del temor al estigma social de que, al denunciar, pueden quedar como ingenuos enamorados.