Trump desata polémica por invitar al presidente filipino a la Casa Blanca

"Espero conocerlo", dijo el presidente de EEUU sobre Duterte, señalado por su violenta forma de lidiar con el narco
Trump desata polémica por invitar al presidente filipino a la Casa Blanca
Rodrigo Duterte no aceptó, por ahora, la invitación del presidente Trump.

Washington.- El sábado pasado, el presidente Donald Trump sostuvo “una muy amistosa conversación” con el presidente filipino, Rodrigo Duterte, durante la cual le invitó a visitar la Casa Blanca, hecho que desató las críticas de opositores del mandatario republicano.

Esto debido a la condena internacional por la violenta ofensiva del líder asiático contra los drogadictos y traficantes.

Trump justificó el hecho durante una entrevista con Bloomberg: “Filipinas es muy importante para mí estratégicamente y militarmente… Espero conocerlo. Si viene a la Casa Blanca eso está bien”.

Aunque Duterte no aceptó oficialmente la oferta del republicano –alegando una apretada agenda–, el hecho de que esté sobre la mesa provocó alarmas entre los críticos, entre ellos un grupo internacional de derechos humanos que aboga por una investigación de la administración del líder filipino, indicó The Washington Post.

Una declaración de la Casa Blanca después de la llamada del 29 de abril indicó que ambos mandatarios discutieron “el hecho de que el gobierno filipino está luchando muy duro para librar a su país de drogas”.

Duterte ha lanzado una guerra contra las drogas que los grupos de defensa de derechos humanos aseguran que supuso la muerte de más de 7,000 personas en sus primeros siete meses, 2,500 de ellas a manos de la policía.

En septiembre pasado, Duterte llamó “hijo de puta” al anterior presidente estadounidense, Barack Obama, por las críticas vertidas contra esta violenta iniciativa en Filipinas.

Trump y Duterte también conversaron sobre “las preocupaciones por la seguridad regional de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), incluida la amenaza de Corea del Norte”.

El presidente estadounidense viajará en noviembre a Filipinas para participar en la cumbre EEUU-ASEAN.

Con información de EFE