Licencia para entrenar a tu perro y otros beneficios que algunas empresas dan a sus empleados

Los trabajadores felices son más eficientes. Las empresas lo saben y, por eso, buscan formas creativas de recompensar a su plantilla
Sigue a La Prensa en Facebook
Licencia para entrenar a tu perro y otros beneficios que algunas empresas dan a sus empleados
Gia Nigro se va a tomar una semana de permiso para entrenar a su nuevo cachorro, Rye.

Quien haya tenido un cachorro nuevo sabrá cómo se siente Gia Nigro en estos momentos. La joven de 24 años es la orgullosa dueña de Rye, un goldendoodle (un cruce entre un golden retriever y un poodle) de nueve semanas.

Como todo cachorro, hará falta mucho tiempo de entrenamiento para que Rye aprenda a obedecer y no hacer sus necesidades dentro de casa. Pero Nigro, que vive en Columbus (Ohio), trabaja a tiempo completo y ya no le quedan días de vacaciones para dedicárselos a su amigo de cuatro patas.

Afortunadamente, trabaja para la cervecera escocesa Brewdog, que a principio de año anunció que empezaría a dar a sus empleados un beneficio inusual: una semana de permiso remunerado para que aquellos adopten o rescaten a un perro .

¿Buena voluntad o publicidad?

La plantilla se enteró a través de la prensa, ya que la firma envió un comunicado y el anuncio fue recogido por varios medios de comunicación de todo el mundo.

El nuevo bar de Brewdog.
Beneficios como el que ofrece Brewdog son recogidos por algunos medios de comunicación, por lo que también sirven para mejorar la imagen de la empresa.

Los más cínicos se preguntan si se trató más de un truco publicitario para conseguir que la nota de prensa, donde también se informaba de la nueva sede de 9,000 metros cuadrados de la compañía en Columbus, atrajera más atención.

Aunque Nigro no se queja: “Esta política me da flexibilidad para elegir cuándo disfrutar de la semana de permiso con Rye. El próximo mes la cogeré para asegurarme de entrenarla bien”.

En defensa de Brewdog, hay que decir que siempre se ha mostrado a favor de los perros y deja a sus empleados llevar sus mascotas al trabajo.

Si bien los beneficios extra no son nada nuevos, cada vez son más curiosos y mediáticos . Pero, ¿qué firmas los están ofreciendo?

“Lágrimas de alegría”

El sitio de ventas por Internet Boxed recibió elogios el año pasado cuando su fundador y director, Chieh Huang, anunció que la compañía contribuiría con el coste de las bodas de sus empleados .

Huang asegura que la idea le vino a la mente cuando vio a uno de sus empleados llorando porque tenía problemas para cubrir los gastos de las facturas médicas de su madre y, a la vez, ahorrar para su boda.

“Básicamente, se dio cuenta de que nunca lo iba a conseguir”, explica el empresario, que inmediatamente decidió pagar la boda de su trabajador. Luego, se propuso implementarlo como política.

“La respuesta fue abrumadora. Hubo muchos gritos y lágrimas de alegría”, afirma el responsable de esta firma con sede en Nueva York.

Una pareja casándose.
La ayuda podrá alcanzar los $20,000. Esto dependerá de la antigüedad y rango del trabajador.

“Creo que nuestros empleados se dieron cuenta de que somos conscientes de cuán comprometidos están con nosotros, dedicando largas jornadas de trabajo para lograr que la firma crezca y, a su vez, que nosotros estamos dispuestos a comprometernos con ellos”, sostiene.

Boxed no ha querido revelar detalles, solo que dijo destinará hasta $20,000 por ceremonia y que la cifra dependerá de la antigüedad y rango del empleado.

Hasta ahora, media docena de trabajadores ya han disfrutado de este beneficio y, según Huang, “hay muchos más en el horizonte”.

Él rechaza con firmeza las sospechas de que el verdadero objetivo de la iniciativa sea obtener publicidad.

“Hay formas definitivamente menos caras de atraer la atención de la prensa”, dice Huang. “Nosotros no nos sentamos en una habitación a pensar cómo hacer ruido con nuevos beneficios corporativos”.

Una inversión rentable

La psicóloga ocupacional Cheryl Isaacs asegura que ofrecer beneficios laborales generosos puede resultar una buena forma de garantizarse una plantilla competitiva y que muchos estudios han probado que los empleados contentos son más productivos.

Uno de estos es un informe reciente de la Universidad de Warwick, en Inglaterra, que descubrió que la felicidad de un empleado disparaba la productividad en un 12% . Los trabajadores insatisfechos, en cambio, resultaban un 10% menos productivos .

Sin embargo, Isaacs advierte que los beneficios deben aplicarse a todos los empleados y que no han de limitarse a un grupo .

“Una pregunta más profunda que cada organización debe hacerse es: ¿ este beneficio resulta rentable ? ¿Tendrá efectos positivos para la compañía a largo plazo?”, sostiene.

Un bebé y un biberón.
La empresa estadounidense Zillow paga el transporte de la leche materna de sus empleadas cuando trabajan lejos de casa.

Empresas como Apple y Facebook también consiguieron titulares al ofrecerse a pagar por la congelación de los óvulos de sus trabajadoras. Netflix permite a su personal tomarse hasta un año de permiso de paternidad.

Mientras tanto, la agencia inmobiliaria estadounidense Zillow sufraga los gastos en los que incurren sus empleadas para enviar por correo la leche materna cuando trabajan lejos de casa . Es un sistema que introdujeron en 2010, cuando una de ellas tuvo dificultades para hacer pasar su contenedor de leche por el dispositivo de seguridad del aeropuerto.

Mientras todas estas firmas aseguran que su intención es intentar ayudar a su plantilla y no cosechar publicidad positiva, el experto en relaciones públicas Glenn Selig considera que estos negocios suelen buscar ambas cosas.

“Las compañías pueden buscar ambos efectos: mejorar las vidas del personal y hacerse conocidas “, sostiene.

“No me sorprendería que en las juntas de directivos hubiera alguna clase de conversación sobre qué tipo de beneficios se pueden ofrecer que den buena imagen de la empresa y generen una atención positiva “, afirma.

Mientras Brewdog cuenta con una gran variedad de beneficios laborales que no generan titulares, como un permiso de paternidad generoso, Selig asegura que la de las mascotas es una idea bastante ingeniosa desde el punto de vista de las relaciones públicas.

“¿Si esto hará que la gente compre cerveza? No lo sé”, admite. “Pero la próxima vez que estés sentado en un bar y alguien mencione a Brewdog, te acordarás de ese beneficio”.

– Sarah Treleaven