Crece la brecha salarial entre el trabajador y el jefe

Los presidentes de las grandes empresas ganan 347 veces más que los empleados
Crece la brecha salarial entre el trabajador y el jefe
El promedio de las compensaciones de los presidentes de grandes empresas crecieron un 6% en 2016./Shutterstock

La diferencia de salarios entre los presidentes de las empresas y los trabajadores no solo no remite sino que aumenta.

Según el último informe elaborado en este sentido por la organización sindical AFL-CIO ya no es solo que la remuneración de los trabajadores avance a paso de tortuga (apenas el 2% ) sino que la de los presidentes de las mayores compañías en la Bolsa (las que forman el S&P 500) ha aumentado como promedio un 6% para quedarse en $13.1 millones.

Es decir, que comparados con los sueldos de los trabajadores (no de cada compañía ya que estos datos aún no son públicos, sino los generales) este salario es 347 veces mayor, como promedio. El año pasado era de 335. En el caso de los trabajadores latinos, el jefe cobra a 403 veces más que ellos. La brecha crece y desde la organización sindical se recuerda que hay una mayor desigualdad laboral y un aumento de las contrataciones en otros países para rebajar salarios además de rebajar facturas fiscales.

Richard Trumka, presidente de la AFL-CIO explicaba ayer que esta la prueba de que las empresas de las grandes economías están liderando la crisis de desigualdad de ingresos de América. “Las grandes corporaciones encuentran maneras de amañar la economía a su favor y la de los bolsillos de los presidentes a expensas de los trabajadores que hacen que sus negocios funcionen”.

En una conferencia telefónica, el sindicato expuso el caso de Mondelez International, que hace populares productos de Nabisco como las galletas Oreos y los Ritz Crackers. El año pasado cerró una planta de Oreo en Chicago y trasladó la producción a México donde los trabajadores ganan bastante menos. Irene Rosenfeld, la presidenta de esta empresa ganó en 2016 $16.7 millones, unos $8,000 la hora.

De Sundar Pichai, presidente de Alphabet (la antigua Google) no se tiene actualizada aún en este informe su compensación de 2016 pero la de 2015 le convertía en el mejor pagado de todos con unos ingresos algo superiores a los $100 millones. Thomas Rutledge de Charter Communications se quedó a apenas un par de millones el año pasado de romper esta barrera de los $100 millones.

La confederación sindical apunta a que una vez ajustado a la inflación el salario de los trabajadores ha estado estancado en los últimos 50 años y culpan de ello a la más débil posición a la hora de negociar sus contratos ya que la sindicalización se ha rebajado fuertemente. Mientras, en las cúpulas de las empresas la compensación de los presidentes se fija siguiendo fórmulas que priman las comparaciones entre ellos pero según fuentes de los sindicatos se hace una selección para equipararlos al alza.