Identifican a niña de 2 años cuyo cadáver se preservó por más de 120 años

Pruebas de ADN a un descendiente ayudaron en el proceso. Los restos fueron hallados en el patio de una casa
Identifican a niña de 2 años cuyo cadáver se preservó por más de 120 años
Los restos cuando fueron hallados.

Pruebas de ADN ayudaron a identificar a una niña de dos años cuyo cadáver fue hallado el año pasado en un ataúd metálico de finales de siglo XIX.

Los restos fueron hallados en el patio de una casa en San Francisco cuando trabajadores se preparaban para una construcción. La menor fue identificada como Edith Howard Cook, hija de Horatio Nelson y Edith Scooffy Cook. La niña murió por una infección el 13 de octubre de 1876 a la edad de dos años, 10 meses y 15 días.

El cuerpo de la menor estaba bien preservado. Se podía ver que tenía ramas de lavanda en sus manos. El hallazgo de los restos causó gran revuelo en San Francisco. Investigadores se pusieron a la tarea de dar con su identidad en un proceso que tardó un año.

 

Así habría sido enterrado el cuerpo de la niña según un dibujo de Garden of Innocence.

La vivienda donde se halló a Edith fue construida en la tierra donde operó el cementerio Odd Fellows. Unas 26,000 tumbas fueron dejadas atrás cuando ese campo cerró en 1920.

Los investigadores tuvieron que consultar el mapa y escrituras de lotes del viejo cementerio en un archivo de la Universidad de California en Berkeley. De esa manera se pudo llegar a dos candidatos para identificar a la menor. El siguiente pasó fue rastrear a los familiares vivos para tomar pruebas de ADN que coincidieran con los datos genéticos de Edith. La muestra correspondiente fue la de Peter Cook, un residente del condado Marin, al norte de San Francisco, quien sería su sobrino nieto.

Peter Cook, el descendiente.

Los restos volverán a ser enterrados en el cementerio Greenlawn Memorial Park. El año pasado se hizo una ceremonia similar con el alias de Miranda Eve para la niña ya que no había sido identificada.

Investigadores ahora trabajan en identificar otros restos del viejo cementerio Odd Fellows, entre ellos los de un niño que fueron hallados en 2000.