La empresa que podría ser beneficiada por políticas migratorias de Trump

El incremento de las detenciones de indocumentados aumentarán las ganancias de GEO Group
La empresa que podría ser beneficiada por políticas migratorias de Trump
El 25% de los inmigrantes detenidos por el gobierno de Trump serán enviados a cárceles de Geo Group.

Miles de personas en Estados Unidos están sufriendo de primera mano las terribles consecuencias de las medidas migratorias impuestas por el presidente Donald Trump, aunque parece ser que una empresa penitenciaria privada está sacando mucho provecho de la situación.

La compañía en cuestión, GEO Group, mantiene una relación muy cercana con los círculos políticos del presidente e incluso donó (de forma indirecta) $250,000 a la ceremonia de inauguración del mandato del republicano, quien, como gesto de agradecimiento, ha prometido que el grupo carcelario se hará cargo del 25% de las detenciones de inmigrantes que él mismo ha ordenado.

Otro ejemplo de la “amistad” entre la compañía y la administración Trump es el hecho de que GEO Group contrató a dos antiguos asistentes de Jeff Sessions, actual fiscal general, para presionar al gobierno federal y conseguir que firmara acuerdos con sus propias prisiones.

La cercana amistad que existe entre GEO Group y la administración Trump es muy beneficiosa para la empresa penitenciaria.

Este tipo de negocio es muy característico del actual modo de proceder de la Casa Blanca, que permite que las multinacionales con buenos contactos obtengan beneficios considerables de las duras políticas migratorias impuestas por el presidente de Estados Unidos.

Pero GEO Group, a pesar de estar muy bien conectada políticamente, se ha convertido en una empresa polémica y muy criticada por el modo en que trata a los más de 100,000 detenidos que supervisa en todo el mundo; de hecho, en febrero, un juez federal permitió que varios presos que cumplieron condena en una de las cárceles de la compañía iniciaran un juicio contra ella por explotación laboral.

Según los antiguos reclusos, los directivos de GEO Group les obligaban a trabajar sin cobrar o a cambio de sueldos muy bajos, un delito que viola la Ley de Protección de las Víctimas del Tráfico de Personas y que enfureció a los grupos que luchan por los derechos de los inmigrantes.

De acuerdo a The Daily Beast, varios directivos de la compañía no ocultaron el martes su satisfacción con la nueva situación política que atraviesa el país, ya que el creciente número de detenciones de indocumentados exigirá obligatoriamente un aumento de sus servicios y, por tanto, un incremento de sus beneficios.