Veterena que ató a su perro para después matarlo fue encontrada sin vida

Las primeras hipótesis de la policía hablan de un posible suicidio
Veterena que ató a su perro para después matarlo fue encontrada sin vida
Una de las fotos de Marinne Rollins antes de que asesinara a su perro.

En abril, un video perturbador se tomó Internet en el que se muestra a un veterano del Ejército de EEUU atar a su perro de servicio a un árbol y después dispararle en repetidas ocasiones mientras reía. 

La ex soldado Marinna Rollins, de 23 años, había sido diagnosticada con estrés postraumático luego de su servicio en el ejercito de EEUU por lo que adoptó un pitbull al que llamó Camboui.

En el las imágenes se ve como la mujer le dispara al perro a la cabeza unas 5 veces, mientras el novio le pedía -como quedó registrado en el video- que lo dejara dispararle a él también.

El pitbull llamado Camboui originalmente pertenecía al marido de Rollins, de quien se separó el año pasado.

No mucho tiempo después de que el video le diera la vuelta al mundo, Marinna Rollins y su novio, Jarren Heng, de 25 años, un soldado estadounidense en operaciones en Fort Bragg, fueron detenidos y acusados ​​de crueldad animal en Carolina del Norte.

Ayer Rollins fue encontrada sin vida por sus amigos al interior de su apartamento en Fayetteville, Carolina del Norte alrededor de las tres de la mañana del lunes, según informó WNCN.

Aunque no se ha dictaminado la causa de la muerte hasta el momento, la tesis original de la policía es un posible suicidio.

Tanto Rollins como Heng debían comparecer a la corte este 16 de mayo, donde estaba prevista una protesta planeada por parte de distintas organizaciones protectoras de los animales.