El EZLN presenta candidata indígena para la presidencia de México en 2018

Se trata de María de Jesús Patricio, una reconocida médico tradicional nahua
El EZLN presenta candidata indígena para la presidencia de México en 2018
María de Jesús Patricio Martínez

Chiapas, México – Los indígenas de México designaron a la nahua jalisciense María de Jesús Patricio Martínez como su abanderada para los comicios presidenciales de 2018 con el objetivo de “aguarle la fiesta” a los partidos.

El Congreso Nacional Indígena (CNI) y el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) nombraron a Patricio Martínez como vocera del Concejo Indígena de Gobierno (CIG) para México y a 71 miembros de ese órgano.

Aunque señalaron que no pretenden obtener sufragios, cuidar urnas, ni hacer campaña proselitista, sí buscarán que el nombre de la portavoz aparezca en las boletas electorales del próximo año.

“Nuestro llamado es a organizarnos en todos los rincones del País para reunir los elementos necesarios para que el Concejo Indígena de Gobierno y nuestra vocera sea registrada como candidata independiente a la Presidencia de este País.

Y sí echarles a perder su fiesta basada en nuestra muerte y hacer la propia basada en la dignidad, la organización y la construcción de un nuevo País y un nuevo mundo”, señalaron en un comunicado conjunto.

Refirieron que México vive un grave momento de violencia, corrupción y saqueo en la que incluso hay complicidad entre criminales y la clase política, que pese a ese estado de “repugnancia” sigue pidiendo el voto.

Apostaron por conformar un Concejo Indígena de Gobierno para reconstruir el tejido social de las comunidades desde abajo.

EZLN
Agencia Reforma

“No buscamos administrar el poder podrido sino desmontarlo desde las grietas que sabemos somos capaces”, subrayaron.

Patricio Martínez, conocida como “Marichuy”, fue electa tras un cónclave de más de 25 horas, en el que participaron mil 482 delegados, concejales y observadores.

El CNI y el EZLN le tomaron la protesta protocolaria a la vocera y a los integrantes del Concejo.

En las tres mesas de trabajo en las que se dividieron los representantes de unos 60 pueblos originarios del País se definió que el CIG vigile los derechos de los pueblos y conforme concejos estatales, regionales y municipales; que impulse una nueva Constitución bajo los Acuerdos de San Andrés y apoye una educación alternativa.

En el rubro de funcionamiento y organización, establecieron que haya asesoría jurídica en materia agraria y penal para las comunidades; se difundan los principios básicos del Concejo y de tratados internacionales de protección a indígenas; que se recuperen tierras y se impida la venta de ejidos, entre otros.