Lo torturaron hasta dejarlo sordo, y ahora lo condenan a muerte

Munir Adam es un joven discapacitado obligado a firmar una confesión falsa
Lo torturaron hasta dejarlo sordo, y ahora lo condenan a muerte
Munir Adam ha estado encarcelado desde 2012.

Organizaciones de derechos humanos en Arabia Saudita están utilizando sus recursos para impugnar la condena a muerte dictada contra Munir Adam, de 23 años, acusado de participar en protestas contra el gobierno.

De acuerdo con Reprieve, una organización internacional de derechos humanos, Adam ya era un joven discapacitado con problemas de vista y audición cuando fue detenido, en 2012.

Desde entonces, el joven ha permanecido en prisión y ha sido sometido a tal tortura que ya perdió por completo la audición de un oído. Fue mediante tortura que se le obligó a firmar una confesión falsa.

El Tribunal Penal Especializado saudí determinó la condena a muerte contra el joven, quien solo tiene una apelación antes de que el rey firme su orden de ejecución; una vez firmada, Adam podría ser ejecutado en cualquier momento, sin notificarle a nadie.

Reprieve hizo un llamado incluso a Donald Trump para pedir la liberación de Munir Adam, a unos días de que el presidente de EEUU visitara Arabia Saudita en su primera gira internacional.