Demócratas lanzan ofensiva para salvar “Obamacare”

Un grupo de 13 senadores republicanos elabora su propia versión de una medida
Demócratas lanzan ofensiva para salvar “Obamacare”
Sin el actual sistema de seguro, unos 23 millones de personas se quedarán sin cobertura.

WASHINGTON.- Apoyados por grupos progresistas, líderes demócratas del Congreso mantienen esta semana una ofensiva para salvar “Obamacare”, argumentando que la receta republicana contra la reforma sanitaria de 2010 agravará los males de millones de pacientes.

Los legisladores están en receso esta semana en Washington pero mantienen eventos en sus distritos, además de llevar la batalla por “Obamacare” a los distritos conservadores.

La ofensiva se produce en unos momentos en que un “grupo de trabajo” de 13 senadores republicanos elabora su propia versión de una medida para anular “Obamacare”, como la que aprobó la Cámara de Representantes el pasado 4 de mayo.

La mejor arma en el arsenal demócrata es un análisis del miércoles pasado de la Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO, en inglés) que determinó que la medida republicana de la Cámara Baja dejará sin cobertura médica a 23 millones de personas para 2026. Esa es una cifra similar a la de la primera medida que jamás fue sometida a voto por falta de consenso.

Armados con datos de la CBO, los demócratas realizan foros comunitarios y recorren distritos para denunciar los esfuerzos republicanos contra “Obamacare”.

En declaraciones hoy a este diario, Javier Gamboa, portavoz del Comité de Campañas Demócratas del Congreso (DCCC, en inglés), explicó que es un momento oportuno porque cada vez más los votantes “están poniendo más  atención a las políticas insensatas de los republicanos en la Cámara de Representantes, incluyendo la eliminación de cobertura médica para millones de estadounidenses que trabajan duro, y un apoyo a una dura agenda anti-inmigrante”.

“Ciudadanos consternados en distritos en cada rincón del país están inundando estos foros comunitarios para exigir respuestas de sus representantes. Seamos claros: este es apenas el comienzo del contragolpe, porque los votantes exigirán a los republicanos una rendición de cuentas en las urnas en 2018”, vaticinó Gamboa.

Los hispanos, en particular los que reciben subsidios para comprar seguro a través de “Obamacare”, estarían entre los más afectados por la anulación de esta ley.  Según Gamboa, en los distritos donde los latinos son más del 10% del electorado, legisladores republicanos como Mario Díaz-Balart, Carlos Curbelo, Ileana Ros-Lehtinen, Will Hurd, Martha MaSally, Jeff Denham, Ed Royce y Mimi Walters, no han hecho ni un solo encuentro comunitario para explicar sus posturas.

Pocos ahorros y menos cobertura

Según el análisis de la CBO, el “Acta de Cuidado de Salud Estadounidense” (AHCA, por su sigla en inglés),   además de encarecer los seguros para personas mayores o con enfermedades pre-existentes, tampoco ahorra mucho dinero al fisco.

La medida republicana reduciría el déficit por $119,000 millones en una década, mientras que la versión original proponía reducirlo por $151,000 millones en ese período.

El líder de la minoría demócrata en el Senado, Charles Schumer, ha dejado en claro que la medida republicana no tendrá apoyo de los demócratas.

Los republicanos replican que bastará con 50 votos de los conservadores para aprobar la medida, pero por el momento tampoco los tienen.

Militancia en defensa de “Obamacare”

Grupos cívicos en todo EEUU, y sindicatos como el Sindicato Internacional de Trabajadores de Servicios (SEIU, por su sigla en inglés), mantienen una campaña de presión en las redes sociales para que el Congreso rechace la nueva medida republicana.

SEIU ha emitido mensajes en Twitter en los que detalla el impacto negativo de la anulación de “Obamacare” en varios estados, y pide que los votantes contacten a sus legisladores de inmediato.

Mientras, el grupo “Protect Our Care”  ha programado foros en distritos conservadores en estados como Nevada, Maine, Ohio y Kansas, para que sean las propias autoridades de salud las que expliquen el impacto nocivo de la anulación de “Obamacare”.

Organizaciones como “MoveOn.org” han señalado que aunque es una ley imperfecta, “Obamacare” es indispensable para las mujeres y sigue teniendo gran apoyo popular.

Los votantes de Trump, en particular, se oponen a los masivos recortes propuestos para el programa de “Medicaid” y, según la Fundación de la Familia Kaiser, el 42% de esos votantes lo considera “muy importante”.

El senador independiente por Vermont, Bernie Sanders, quien suele votar con los demócratas, también ha señalado que los esfuerzos republicanos perjudicarían a las familias trabajadoras y otorgarían recortes de impuestos por más de $200,0000 millones a las elites más adineradas.