El nuevo sistema de Migración para identificar a los viajeros en EEUU

El Departamento de Seguridad Nacional implementa un método más preciso de entrada y salida
El nuevo sistema de Migración para identificar a los viajeros en EEUU
CBP ha estado mejorando sus sistemas de revisión de viajeros.

El Servicio de Verificación de Viajeros (TVS, en inglés) seguirá” la entrada y salida de viajeros en los Estados Unidos.

Se trata de un sistema con varias tecnologías que fue probado en 2016 en Aeropuerto Internacional Hartsfield-Jackson, en Atlanta, en colaboración con una aerolínea, sin que los usuarios se dieran cuenta.

El TVS es similar al Sistema de Verificación de Salida (DVS) que los agentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en inglés) ya utilizan para identificar el rostro de cualquier persona, para verificar su identidad, aunque está mejorado.

¿Cómo funciona?

  1. Los agentes tienen información proporcionada por la aerolínea de quienes abordarán el avión.
  2. A través de una cámara discreta, los agentes toma obtienen imágenes en tiempo real de los viajeros.
  3. El personal de CBP compara las imágenes en el sistema con aquellas obtenidas en tiempo real, para ver si se trata de los mismo.
  4. En caso de que la persona luzca “diferente” se le pasará a una oficina para ser entrevistada, donde su identidad será confirmada incluso a través de las huellas dactilares y el sistema biométrico.
  5. Si no es posible hallar las huellas digitales del viajero, el personal correrá la información en la base de datos criminales del FBI.

El CBP conservará durante 15 años la información de los ciudadanos estadounidenses, así como de sus residentes legales, mientras que mantendrá 75 años la de aquellos extranjeros no inmigrantes, se indica en el documento del “Servicio de Verificación de Viajeros (TVS)”, publicado por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés) este mes.

DHS ya utiliza parte de estos procesos, pero el TVS le ayudará a mejorarlos, y el sistema forma parte de los esfuerzos de la nueva administración para la localización de delincuentes, principalmente, aunque también podría servirle para la detección de viajeros que dejan vencer sus visas y se quedan como indocumentados en EEUU.

El problema al que podrían enfrentarse los agentes de CBP es que un viajero se niegue a la revisión biométrica, pero de no aceptarlo la verificación de su identidad se hará con procedimientos manuales, lo que llevaría más tiempo.

Asimismo, el DHS afirma que no compartirá con las aerolíneas las fotografías que tome a los viajeros, ya que será sólo para los propósitos de identificación de identidad.