Por tercera vez, EEUU lanza prueba de misil desde California

Corea del Norte ha llevado a cabo tres pruebas de misiles en el lapso de tres semanas
Sigue a La Prensa en Facebook
Por tercera vez, EEUU lanza prueba de misil desde California
El Pentágono ha estado realizando pruebas de misiles desde el Valle Central de California.

Un interceptor terrestre que será lanzado el martes desde la Base de la Fuerza Aérea Vandenberg (AFB) del Sur de California, se dirigirá a una ojiva nuclear de entrada simulada a EEUU como parte de una prueba del sistema de defensa estadounidense.

La fase de prueba en la base ubicada en el condado de Santa Bárbara ha sido establecida para que las fuerzas armadas se preparen para cualquier ataque de misiles balísticos intercontinentales que provengan de Corea del Norte. Funcionarios de la AFB de Vandenberg dijeron que el interceptor será lanzado entre el mediodía y las 4 p.m. (PST). 

El misil intentará volar sobre el Océano Pacífico e interceptar el objeto que será lanzando desde el Océano Pacífico central. El lanzamiento podrá ser visto desde más de 50 millas a la distancia, pero la intercepción de misiles probablemente no será visible, según la base aérea.

Ésta será la tercera prueba de lanzamiento de misil que se realiza desde finales de abril en suelo californiano, todas en respuesta a las amenazas que ha estado realizando el gobierno de Kim Jong-un, por medio de pruebas de armas nucleares y con la difusión de videos que promocionan ataques de misiles balísticos a EEUU.

Corea del Norte ha llevado a cabo tres pruebas de misiles en el lapso de tres semanas. La prueba más reciente incluyó un misil balístico de corto alcance que viajó unos 250 kilómetros antes de salpicarse en la “zona económica exclusiva” de Japón cerca de la costa.

Expertos aseguran que Japón y Estados Unidos podrían trabajar juntos en acciones cibernéticas y militares contra Corea del Norte, lo que podría incluir el derribo de los futuros misiles de prueba de Corea del Norte. De hecho, el gobierno de EEUU ya tiene un programa de ataque cibernético diseñado para interrumpir los misiles norcoreanos.

Aún los norcoreanos no han probado un misil balístico intercontinental, pero esto no ha limitado al presidente Donald Trump, quien ordenó recientemente al Pentágono que emprendiera una revisión de defensa contra misiles balísticos.