35% de las personas que viven en las calles de Los Angeles son latinos

Cerca de 20,000 latinos son habitantes de calle en L.A
Sigue a La Prensa en Facebook
35% de las personas que viven en las calles de Los Angeles son latinos
Llegó a 57.794 el número total de desamparados en Los Angeles

El número de hispanos desamparados en las calles de Los Ángeles, California, aumentó de manera drástica en el último año, según los resultados de un censo revelado hoy.

La encuesta, “Conteo de desamparados del Gran Los Ángeles 2017”, encontró que el 35 % de las personas sin techo en Los Ángeles son latinos, un aumento del 63 % comparado con el año anterior.

Los hispanos sin vivienda permanente es el grupo que más creció con respecto al año anterior llegando a 19.391, o sea un 35 % de la población total de desamparados, siendo el segundo conjunto más numeroso entre los indigentes después de los afroamericanos que con unas 21.921 personas constituyeron el 40 % del total.

Los blancos anglosajones con 11.151 desamparados, redujeron su porcentaje al 2 %.

El estudio realizado cada año por la Autoridad de los Servicios para Desamparados de Los Ángeles (LAHSA) evidenció un problema que salta a la vista en la ciudad y en el condado, ya que el número total de desamparados llegó hasta 57.794, un 26 % más que en el 2016 donde se registraron 46.874 personas sin hogar en el Condado de Los Ángeles.

A pesar de los esfuerzos por erradicar este problema, la ciudad de Los Ángeles, conocida como “la capital mundial de los indigentes”, también registró un aumento sustancial del 20 % en sus desamparados.

“Sabemos que Los Ángeles está sufriendo una crisis de vivienda y desamparo”, dijo el alcalde Eric Garcetti, al conocer los resultados.

El número de personas que duermen dentro de vehículos o en campamentos también aumentó en un 26 % y los que duermen en autos pequeños ascendió un 50 %.

Al menos 2.147 personas viven en un auto en el condado de Los Ángeles, 1.862 viven en camionetas Vans, y 4.545 en camionetas RVs conocidas como camperos.

Los menores tampoco salieron favorecidos en este censo ya que más de cinco mil niños que se encuentran con sus familias o están solos viven desamparados.

La cifra de jóvenes de 18 a 24 años afectados por la indigencia aumentó en un 64 % con respecto al 2016.

“No estoy desanimado en absoluto por estos datos. Sabíamos muy bien sobre esta subida, esta podría ser percibida, la buena noticia es que ahora tenemos capacidad de sobreponernos”, dijo el supervisor del condado Mark Ridley-Thomas, al referirse a las medidas aprobadas que darán millones al condado para acabar con el problema.

El sondeo también reveló que los desamparados que sufren de enfermedades mentales creció un 13 % y las personas portadoras del VIH aumentó un 63 %.

Sólo el 3 % de los adultos desamparados residieron fuera de Estados Unidos antes de llegar a esta situación.