El PRI se juega su futuro con toda la “maquinaria” electoral en el Estado de México

El próximo 4 de junio se elegirá al nuevo gobernador mexiquense, la candidata izquierdista Delfina Gómez lidera encuestas
Sigue a La Prensa en Facebook
El PRI se juega su futuro con toda la “maquinaria” electoral en el Estado de México
Alfredo del Mazo

MÉXICO – El Partido Revolucionario Institucional (PRI) está uno de los peores momentos de zozobra en su historia. Está a un paso de retener o perder el Estado de México que ha gobernado durante 85 años en los que ha visto nacer en sus filas presidentes y gobernadores; secretarios de Estado y hombres de negocios y política internacional.

La madriguera, pues.

Y para dramatizar aún más su situación actual frente a recién nacido partido Morena –que encabeza el líder izquierdista Andrés Manuel López Obrador– el candidato a la gubernatura priista, Alfredo del Mazo, de 41 años, hizo una declaración con la atizó la complejidad de las elecciones en la entidad más poblada de México el próximo 4 de junio.

“De los resultados de estos comicios depende el futuro del país”, dijo el político de abolengo: su padre y abuelo fueron gobernadores en la entidad.

Tras los escándalos de corrupción -que incluye a la mayoría de los gobernadores que actúan como virreyes sin contrapesos democráticos ni rey que les jale las orejas- el PRI llega tan debilitado a las próximas elecciones que más de uno lo daría por vencido en la cerrada contienda contra la profesora morenista Delfina Gómez de no ser porque tiene una poderosa arma: su maquinaria electoral.

Estado de México
EFE

“No desdeñemos a la maquinaria más disciplinada del país”, advirtió recientemente el director del diario nacional Excélsior para referirse a toda la estructura política, de bases y manipulación y compra de votaciones que domina el priismo.

El congreso local, por ejemplo, cerró filas a favor del partido tricolor e impidió la intervención del Instituto Nacional Electoral (INE) en la elección próxima y la dejó sólo en manos del instituto local que tiene menos controles de vigilancia.

“A diferencia del INE que digitaliza todas las actas para ver cómo fueron las votaciones, el Instituto Electoral del Estado de México no lo hará y eso da mucho margen de maniobra al PRI para hacer fraudes”, advirtió Horacio Duarte, vocero de Morena.

El legislativo del Estado de México  también operó el pasado 30 de marzo en una acalorada discusión entre diputados oficialistas y de oposición  para avalar que se mantuvieran en operación l 67 de los 90 programas sociales durante las campañas electorales que iniciaron el 3 de abril pasado y cerraron esta semana.

Los programas sociales han sido utilizados históricamente para intimidar a los votantes a apoyar al candidato del partido gobernante.

De acuerdo con testimonios de la prensa local, recientemente cientos de mexiquenses beneficiados por el programa Prospera (que beca a hijos de personas de bajos recursos y subsidia la alimentación de familias) han recibido mensajes de texto a sus teléfonos para que a través de Facebook hablen de una u otra forma del PRI.

Porque la “maquinaria” priista tiene también su apuesta en las cibercampañas, según han denunciado analistas del tema como el periodista Emmanuel Martínez, quien recientemente vinculó alrededor de 6,700 mensajes de twitter a favor de Del Mazo provenientes de bots de empresas de Sudamérica. “Quieren mostrar que hay popularidad”.

El PRI mantiene también desde hace décadas una estrategia de campaña que consiste en obligar a diputados federales y estatales y todos los funcionarios de las regiones en disputa a hacer promoción del voto a través de promesas de trabajo en la administración pública a líderes y parientes o “llegarles al precio” por alguna vía, reconoció Mario, un operador político del PRI que solicitó el anonimato.

Al voto duro, que es gente en la pobreza, se les busca para dar dinero en efectivo, materiales para construcción y otros estímulos y regalos. A este perfil de votante también se le persuade a través de actores o gente popular que se dice priista: en los últimos días, la actriz Carmen Salinas y la activista Rosy Orozco, presidenta de la organización Unidos contra la Trata, salieron a declarar ante la prensa que votarán por el PRI.

“Es verdad que así funciona el partido, pero también es verdad que ha hecho escuela y en las elecciones del Estado de México no será el único que juegue sucio: los otros también lo hacen, pero no tienen la maquinaria: la maquinaria es un sistema lícito o no”, afirmó Mario, el operador político que espera las siguientes instrucciones para el próximo 4 de junio.