Juez: “Inhumano” deportar a hombre que lleva 28 años viviendo en EEUU

En la era de Trump, ni "los buenos hombres no están a salvo", expresó Stephen Reinhardt
Sigue a La Prensa en Facebook
Juez: “Inhumano” deportar a hombre que lleva 28 años viviendo en EEUU
El presidente Trump dijo que su política migratoria estaba enfocada a delincuentes.

SAN FRANCISCO, California – Al gobierno de los Estados Unidos no le importa que Andrés Magaña Ortiz sea un empresario prominente en Hawaii, que genere empleos, y tenga dos hijos estadounidenses, ya que lo deportará después de 28 años de vivir en el país.

¿Cuál fue su crimen? Ingresó como indocumentado al país cuando tenía 15 años de edad y aunque logró una vida exitosa como granjero y empresario, el hombre, quien lleva dos años intentando regularizar su situación migratoria, será deportado, siguiendo una petición del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés) y una orden del Departamento de Justicia, representado por el fiscal Jeff Sessions.

Esto generó una avalancha de críticas, incluidas las del juez Stephen Reinhardt, de la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito, quien rechazó la apelación hecho por los abogados de Magaña Ortiz, pero consideró su expulsión como un acto “inhumano”.

“No podemos evitar la deportación de Magaña Ortiz, aunque es contrario a los valores de esta nación y su sistema legal. De hecho, la decisión del gobierno de deportarlo hace a un lado no sólo los valores de nuestro país, sino a nuestras cortes, que se supone que están dedicadas a perseguir la justicia”, expresó.

En el documento completo de la Corte de Apelaciones, el juez cuenta la historia de Mañagana Ortiz e intercala críticas a la política migratoria del presidente Donald Trump.

“El presidente Trump ha dicho que su política de inmigración se enfocará en los “bad hombres”. La decisión del gobierno de deportar a Magaña Ortiz muestra que incluso los ‘buenos hombres’ no están a salvo.

“Magaña Ortiz es un pilar de la comunidad y un devoto padre y esposo. Es difícil ver cómo las decisiones de un gobierno de desportarlo es consistente con la promesa del Presidente ver el sistema de inmigración con ‘mucho corazón’. No encuentro la compasión del gobierno al deportar a Magaña Ortiz”, expresó,

El mexicano ha buscado regularizar su situación migratoria, pero su petición ha sido rechazada por el Departamento de Seguridad Nacional, que ordenó su expulsión del país.

“La insistencia del gobierno de expulsar a un buen hombre del país en el que ha vivido los últimos 28 años, sólo privará a sus hijos del derecho de tener a un padre, a su esposa del derecho de estar con su esposo, y a nuestro país de un miembro productivo y responsable de nuestra comunidad”, consideró Reinhardt.

Hasta el momento, ni el Departamento de Justicia ni el DHS se han expresado sobre este caso, uno de los más polémicos en la actual política migratoria del presidente Trump, con base en la cual se detienen a diario 400 indocumentados, según el  último informe de la Agencia de Inmigración y Aduanas (ICE, en inglés).

Reinhardt agregó que en este caso la familia del mexicano son las verdaderas víctimas de aquellos jueces que se atrevieron a participar en “semejantes actos inhumanos”, porque “sufren de la falta de dignidad y humanidad”.

Reconoció que está impedido a fallar a favor de Magaña Ortiz, que como juez debe estar de acuerdo con lo dictado por otros jueces, pero dejó claro que “como ciudadano” no está de acuerdo.

El mexicano será deportado y no podrá volver en 10 años a los Estados Unidos, indica el dictamente de Reinhardt.

Hay otros casos similares, como el de Ramón Ruiz Ortiz, quien fue detenido y deportado cuando acudió a su cita a las oficinas del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS, en inglés).