Se organizan en la Florida Central para lograr la estadidad de Puerto Rico

Líderes locales se disponen a abogar por que la isla de vuelva un estado de la Unión tras el plebiscito favorable en ese sentido. Pero se ha criticado que ese ejercicio tuvo una participación unilateral y se hizo sin aval federal
Se organizan en la Florida Central para lograr la estadidad de Puerto Rico
Luis Figueroa, director de la oficina de PRFAA en Florida, dijo que se trabaja para pedir a los legisladores federales del estado que respalden la estadidad de Puerto Rico.
Foto: Cortesía

Líderes comunitarios y oficiales electos puertorriqueños de la Florida Central consideran que ha llegado la hora de que Puerto Rico se convierta en estado de la Unión, tras ganar la estadidad en el reciente plebiscito en la isla.

Por ello, hicieron un llamado a los congresistas y senadores de Florida y llevarán su voz hasta Paul Ryan, líder de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, y al mismo presidente de la nación, Donald Trump para que actúen y respalden la estadidad.

“Estamos apelando a que no solo se escuche la voz de los puertorriqueños, sino también cuál es el próximo paso. Tenemos sobre un millón de puertorriqueños que viven en la Florida… por eso es importante que salga la voz desde Florida, porque tenemos ese poder de convocatoria y voto. Lo importante es que enseñemos una voz unánime, contamos con el apoyo de representantes de ambos partidos que están a favor de lograr esa estadidad. El plebiscito es válido y el Congreso tiene que despertar”, expresó Peter Vivaldi, coordinador de la conferencia de prensa realizada en las oficinas de Suárez Law Group, en Orlando.

Varios funcionarios electos apoyan esta iniciativa: los demócratas  Víctor Torres Jr., senador estatal del Distrito 15, y John Cortés, representante estatal del distrito 43, además  del republicano Bob Cortés, representante estatal del distrito 30.

Entre tanto, Darren Soto, congresista del distrito 9 de Florida, ha expresado su apoyo para abogar para que el Congreso dé su aprobación.

“El pueblo de Puerto Rico habló. Por un amplio margen los puertorriqueños votaron para convertirse en socios permanentes de nuestro gran país. Han votado por la estadidad. Prometí que respetaría y lucharía por sus deseos y eso es exactamente lo que pienso hacer. Esto es ahora un asunto de derechos civiles y de igualdad. Son ciudadanos americanos que sirven en nuestras fuerzas armadas, pagan impuestos federales y cumplen sus obligaciones. Por eso el Congreso debe respetar su voluntad”, afirmó.

Así mismo, pidió ser coauspiciador del proyecto de ley 260, de la comisionada residente de Puerto Rico en Washington, Jennifer González-Colón, para admitir a Puerto Rico como un estado.

Sin embargo, Jimmy Torres-Vélez, presidente de Iniciativa Acción Puertorriqueña en Florida, no le parece que sea una buena idea que el congresista Soto se una a este proyecto y lo invita a que recapacite sobre su decisión.

“El congresista Soto ha hecho un gran trabajo con lo de Promesa, pero creo que no ha sido bien asesorado al respecto. Que radique un proyecto por separado, que no caiga en la política partidista de Puerto Rico. Yo entiendo sus grandes deseos de ayudar a Puerto Rico, pero muchos sectores se oponen a este proyecto”, dijo el activista boricua.

Mientras, el gobernador de Puerto Rico, Ricardo Roselló, viajó a Washington para defender el resultado del plebiscito, que muy ampliamente avaló la estadidad, y pedir que el Congreso tome acción.

Luis Figueroa, director de la oficina de la Administración de Asuntos Federales de Puerto Rico (PRFAA) en Florida, dijo que su oficina está trabajando junto con el apoyo de organizaciones sin fines de lucro y oficiales locales y estatales de ambos partidos para enviar cartas a los 27 congresistas y dos senadores de Florida para que respalden la decisión del pueblo puertorriqueño de convertirse en el estado 51 de la nación.

“Este es el momento en que los políticos de Florida nos presten atención. En una democracia, el que vota es el que cuenta. Ya varios congresistas han manifestado su total apoyo como el congresista Soto, que dijo que cuando tuviera los resultados en sus manos iba a actuar y ha tomado una posición muy favorable. Igual, la congresista Stephanie Murphy, quien ha manifestado su respaldo a la estadidad”, precisó Figueroa.