Cambios en las horas de sueño habrían salvado a la humanidad

Deje de preocuparse si duerme menos horas a medida que envejece, es su instinto de supervivencia
Sigue a La Prensa en Facebook
Cambios en las horas de sueño habrían salvado a la humanidad
El abuelo que despierta antes que todos es importante para la comunidad. Harsha K R / Flickr

Pare de sufrir si cada vez duerme menos: un estudio indica que es parte de la sobrevivencia de la especie humana en el planeta.

La investigación del Proceedings of the Royal Society B sugiere que los cambios al dormir que vienen con la edad son una adaptación evolutiva. Fue la manera que los ancestros humanos aseguraron tener a una persona despierta en la comunidad a toda hora.

El fenómeno es llamado la “hipótesis del abuelo que duerme mal“. Aquí el adulto mayor que se despierta antes del amanecer es visto como crucial para proteger al resto de la comunidad de los depredadores. Esto explicaría los cambios en las horas de sueño en diferentes edades.

“Estamos mirando una razón del por qué los abuelos fueron importantes en la evolución humana”, dijo al New York Times Alyssa Crittenden, una de las autoras del estudio y profesora de la Universidad de Nevada.

La muestra de la investigación fueron los Hadza, una sociedad de cazadores-recolectores de Tanzania. Los hábitos de los Hadza serían similares a los de los ancestros humanos ya que duermen en exteriores sin regular artificialmente la temperatura y la luz. Los investigadores encontraron que los miembros de la comunidad Hadza durmieron de manera simultánea por sólo 18 minutos luego de analizar 220 horas. Las personas mayores de 50 iban a dormir más temprano y despertaban primero que aquellos entre 20 y 30.

Científicos ajenos al estudio advirtieron que ese comportamiento también puede ser genético o condicionado por las condiciones ambientales. El nivel de actividad y las necesidades sociales cambian con la edad, lo que puede afectar el sueño.

Ahora los científicos quieren estudiar sociedades lejos del trópico que se exponen a cambios más drásticos de luz y temperatura.