Juan Gabriel había sido chantajeado por padres biológicos de Iván Aguilera

"El Divo de Juárez" estaba amenazado con ser acusado de trata de personas, y él les daba dinero por su silencio
Juan Gabriel había sido chantajeado por padres biológicos de Iván Aguilera

Muchas historias giran alrededor de la vi­da de Alberto Agui­lera Valadez, mejor conocido como Juan Gabriel, y están sa­liendo a la luz pública algunas de ellas, mismas que, según se sabe, él quería mantener en se­creto. Tal es el caso del relato de cómo Iván, su presunto he­redero universal, llegó a su vi­da. Diario Basta conversó vía telefónica desde Argentina con Lorena Már­quez, quien es gran fan del cantante y ha seguido su his­toria, junto con un grupo de más de seis mil fanáticos en to­da América Latina, y están dis­puestos a compartirla, con el fin de que se sepa la verdad.

Según relata Lorena, los pa­dres de Iván Aguilera, quienes son originarios de Chiapas: “Le vendieron al pequeño al can­tante, ya que ellos eran de esca­sos recursos y no podían hacer­se cargo de él, pues además eran dos, porque Iván sí tiene un hermano gemelo, mis­mo que se lo quedaron ellos”.

Sin embargo, es­ta mujer afirma que Juan Gabriel no conta­ba con que estos seño­res lo chantajearían: “Él quiso ayudarlos ha­ciéndose cargo del bebé y él se encariñó mucho con Iván, pero nunca se imaginó que estos se­ñores, con el paso del tiempo, comenzarían a chantajearlo para sacarle dine­ro; y pues él accedió, porque en ese momento no quería tener un escándalo en su carrera”, re­vela la argentina.

Márquez detalla que la ma­nera de sacarle dinero al Divo de Juárez, era amenazándolo con decir que estaba involucra­do en trata de perso­nas: “Ellos lo amena­zaban con revelar que él tenía a su hijo, que él había comprado a Iván; dirían que te­nía una red de trata de personas, algo que es ilegal en tu país, por eso Alberto les daba el dinero que pedían”.

Finalmente, dijo que los se­ñores aún viven y que Iván no los desampara: “Iván conoce la verdad y sí está en contac­to con ellos, tengo entendido que los ayuda económicamen­te y que ve por ellos, pero has­ta ahí”, concluye la fanática del Divo de Juárez.

Alma Larios