Demanda a P&G por presuntas prácticas discriminatorias contra inmigrantes

Abogados buscan que el caso derive en una "acción colectiva"
Demanda a P&G por presuntas prácticas discriminatorias contra inmigrantes
Los "Dreamers" son defendidos por activistas.

David Rodríguez es un “Dreamer” protegido por DACA, lo que signfica que además de poder estudiar, puede trabajar y tiene derecho a un número de seguro social en los Estados Unidos.

Sin embargo, el joven acusa que la empresa Procter & Gamble (P&G) lo rechazó de un pograma de pasantía, debido “a su estatus migratorio”, por lo que el Fondo Mexico-Americano para la Defensa Legal y Educativa (MALDEF, en inglés) y el Outten & Golden LL presentaron una demanda en contra de la trasnacional, informó la primera en un comunicado.

“Los beneficiarios de DACA han sido reconocidos en todo el espectro político como dignos de protección… Negarles el empleo no sólo es ilegal, sino que es una política contraproducente para cualquier empleador, especialmente un gran vendedor de bienes de consumo como el acusado aquí”, dijo Thomas A. Saenz, presidente y asesor general de MALDEF.

Rodríguez se graduó en 2014 de la Universidad Internacional de Florida (FIU), donde se especializó en finanzas, economía y contabilidad, y obtuvo un GPA de 3.96.

En septiembre de 2013, el aún estudiante solicitó una pasantía en P&G, después de asistir a una sesión de información en el campus sobre el programa de prácticas de la empresa.

La solicitud requería que se proporcionara información relacionada con su ciudadanía y estatus migratorio, de acuerdo con la demanda presentada el Tribunal de Distrito Sur de la Florida. A Rodríguez se le negó participar en el programa, debido a su estatus migratorio.

Los defensores afirman que la empresa indica que en el rubro de “Cualificaciones”, los candidatos “deben ser ciudadanos estadounidenses, nacionales, refugiados, asilados o residentes legales permanentes”, por lo que rechaza a aquellos que tienen permiso del gobierno para laborar, como el caso de los DACA.

“Creemos que el rechazo de P&G al señor Rodríguez fue conforme a una política de toda la compañía, que rechaza a ciertos no-ciudadanos el empleo basado en su origen extranjero, incluso si tienen una autorización de empleo válida”, consideró David López, de Outten & Golden.

Los abogados dijeron que buscarán que la demanda sea certificada como una acción colectiva para incluir a personas que viven en los EEUU que estaban legalmente autorizadas a laborar, pero que se les negó el derecho en P&G.

Esos casos debieron ser a partir del 17 de julio de 2013 a la fecha.