Advierten que tácticas de Trump en inmigración llevarán a más muertes como las de Texas

Gobierno de Trump ya se había jactado de que su acción dura hacia inmigrantes había aumentado el precio de los coyotes, pero justamente esto es lo que llevó a más muertes en los años noventa, sin resolver las razones de la migración.

Guía de Regalos

Advierten que tácticas de Trump en inmigración llevarán a más muertes como las de Texas
El estacionamiento de un WalMart en San Antonio Texas fue el lugar donde las autoridades encontraron al camión repleto de indocumentados. Diez habían muerto en el trayecto/ AFP PHOTO / SUZANNE CORDEIRO (Photo credit should read SUZANNE CORDEIRO/AFP/Getty Images)

James Matthew Bradley Jr, el camionero de 60 años que manejaba el vehículo lleno de indocumentados en el que 10 de los transportados murieron, podría enfrentar la pena de muerte o cadena perpetua, luego de ser acusado este lunes por autoridades federales de “transporte de extranjeros ilegales”.

No obstante la promesa de “mano dura” por las autoridades estadounidenses, los expertos indicaron que ya hay señales de que la retórica de Trump sobre el muro, los planes de contratar a miles de patrulleros fronterizos y otras medidas policiales, han aumentado el costo de los coyotes y el riesgo del cruce. 

No es la primera vez en la historia de este país que esto ocurre, señalan.

Incidente refleja “brutalidad” de traficantes, dice gobierno

“Transporte de extranjeros ilegales”: ese es el nombre del cargo por el que se imputó este lunes a Bradley, luego que las autoridades encontraron un camión repleto de indocumentados en el estacionamiento de un Wal Mart en San Antonio, Texas el domingo en la madrugada.

Según detalles revelados en la acusación formal, en base a declaraciones realizadas por indocumentados sobrevivientes, se cree que el “traile” o camión contuvo entre 70 y hasta 200 personas durante el trayecto, que pagaron diversas cantidades de dinero para ser transportados ilegalmente.

Entre los muertos estaban dos menores de edad y al menos dos de los hospitalizados en estado crítico tienen 15 años de edad, según reportes publicados por medios en Texas.

En respuesta al incidente, que fue cubierto por medios nacionales y locales este domingo, funcionarios de la administración Trump hablaron de “mano dura” contra los traficantes humanos  y de invertir recursos policiales en “desmantelar” sus redes.

“Esta tragedia demuestra la brutalidad de las redes de las que a menudo hablo. Estos traficantes no tienen ningún respeto por la vida humana y solo buscan ganancias”, dijo Kelly en un comunicado. “Continuaremos atacándolos, llevándolos a la justicia y desmantelando sus redes”.

Estos incidentes aumentan con la mano dura, dice experto

No obstante, expertos en tráfico y contrabando humano señalaron que este tipo de incidentes, aunque no son nuevos, se vuelven mucho más comunes cuando la retórica anti inmigrante y las acciones policiales se endurecen.

Tony Talbott, experto en tráfico humano y profesor de la Universidad de Dayton, en Ohio, dijo que tomar medidas policiales sin resolver las razones por las cuales la gente desesperada migra, solo tiende a crear más peligros para los migrantes y a aumentar las ganancias para los coyotes y redes de tráfico.

“Tristemente, este no es un nuevo fenómeno”, dijo Talbott, indicando que mientras más se invierta en patrullas fronterizas y muros, “los que quedan en el negocio son los traficantes más terribles y desalmados y las rutas se vuelven más largas e inseguras”.

De hecho, la propia administración de Trump se jactó hace algunas semanas de que la mano dura del nuevo presidente en inmigración ya había aumentado el precio de los coyotes.

“Esta es una señal de que habrá rutas más peligrosas y veremos a más gente muriendo en el desierto, el conteo de cuerpos va a aumentar y también las violaciones de derechos humanos”, dijo Talbott.

La reforma integral es la solución, dicen líderes.

La impactante noticia de lo ocurrido con este camión hizo que varios líderes políticos en Texas reaccionaran pidiendo una revisión de la política nacional y una reconsideración de la reforma migratoria como solución, mientras que otros acusaron a las “ciudades santuario” de crear el problema, por supuestamente atraer migrantes.

El vice gobernador de Texas, Dan Patrick dijo que el incidente demostraba la necesidad de la reforma. “Nadie debe morir al venir a Estados Unidos “, dijo Patrick. “Esto necesita terminar y no sé cuántas veces más debemos ver esto”.

Los incidentes como este se han repetido con el paso de los años, y a pesar del aumento en miles de patrulleros fronterizos y miles de millones de dólares en tecnología y detención de inmigrantes, nada ha detenido a los migrantes que están lo suficientemente desesperados para tomar el peligroso viaje.

Irónicamente, el propio director interino de la Agencia de Inmigración y Aduanas (ICE) menciona en un comunicado este lunes que “personalmente trabajé en un trágico caso ocurrido en Victoria, Texas, en 2003” en el que 19 personas murieron debido a la indiferencia de los traficantes hacia los seres humanos y la ley”.

Sin embargo, hay pruebas concluyentes que indican que la solución de  “enforcement only” o mano dura, que se enfoca únicamente en reforzar la frontera en vez de reformar integralmente el sistema migratorio o las razones de la migración, generalmente resultan en más muertes de migrantes.

Esto ocurrió en los años 90 durante el gobierno de Bill Clinton, cuando a raíz de nuevas y restrictivas leyes y la famosa Operación Guardián, las rutas de migración se desviaron a los desiertos de Arizona y a la zona del Rio Grande, resultando en un aumento de más de 1000% en las muertes durante el cruce.