Los príncipes Enrique y Guillermo confiesan remordimientos por su última llamada con Lady Di

A 20 años de la muerte de Lady Di.

Guía de Regalos

Los príncipes Enrique y Guillermo confiesan remordimientos por su última llamada con Lady Di
Los príncipes Enrique y Guillermo, recuerdan a su mamá.

Teniendo en cuenta que este mes de agosto se cumplen 20 años de la trágica muerte de Diana de Gales, quien perdió la vida en un accidente de tráfico en París junto a su entonces pareja Dodi Al Fayed, resulta comprensible que en el Reino Unido no hayan dejado de sucederse conmovedores tributos con los que honrar su memoria y reivindicar sus logros más notables como princesa y activista.

El más destacado de todos ellos es sin duda el documental que protagonizan sus hijos, los príncipes Guillermo y Enrique, y cuyo estreno está previsto para la noche de este lunes de forma simultánea en la cadena británica ITV y en la estadounidense HBO. La producción, titulada ‘Diana, nuestra madre: su vida y su legado’, hace un repaso a la faceta más solidaria de Lady Di de la mano de sus más allegados -como el cantante Elton John-, aunque los testimonios de sus dos hijos con el príncipe Carlos son los más esperados.

De hecho, en uno de los adelantos del documental que ya ha visto la luz, Guillermo y Enrique rememoran la última llamada de teléfono que tuvieron con su madre, mientras ella se encontraba en París el 31 de agosto de 1997 y ellos en el castillo de Balmoral, en Escocia, con el resto de la familia real británica.

“De pequeño no me gustaba nada hablar con mis padres por teléfono. Y por cómo era la situación, pasábamos mucho más tiempo hablando por teléfono que en persona. Sonó el teléfono y Guillermo lo cogió, y estuvo hablando como cinco minutos… No puedo recordar qué dije exactamente, pero lo que sí recuerdo es arrepentirme el resto de mi vida de lo corta que fue esa llamada telefónica”, ha confesado Enrique, quien por entonces tenía 12 años, en tan sincera entrevista.

Guilermo, por su parte, sí que tuvo la oportunidad de hablar algo más con Diana, aunque tampoco puede evitar sentirse culpable por la charla tan “superficial” que mantuvo con su progenitora, quien horas después fallecía junto a su pareja tras la colisión de su vehículo dentro del túnel subterráneo del famoso Puente del Alma.

“En ese momento Enrique y yo estábamos a lo nuestro, ya sabes, jugando con nuestros primos y pasándonoslo bien… Creo que los dos quisimos despedirnos rápidamente, en plan, ‘Hablamos luego, nos vamos a jugar’. Obviamente, si hubiese sabido lo que iba a pasar, no hubiese vivido la llamada con tanta indiferencia. Pero esa llamada telefónica se ha quedado grabada en mi cabeza, de una forma muy, muy dura”, ha añadido el esposo de Catalina de Cambridge.