Los cárteles mexicanos que contribuyen al caos en Chicago

La extradición de "El Chapo" fue benéfico para otros grupos del narco que operan en EEUU

Guía de Regalos

Los cárteles mexicanos que contribuyen al caos en Chicago
El oeste de la ciudad es una de las zonas más peligrosas.

CHICAGO, Illinois – La extradición de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera ha tenido un fuerte impacto en México y los Estados Unidos, ya que varios grupos delictivos aprovechan esa ausencia para tomar las posiciones que eran dominadas por el Cártel de Sinaloa.

Las bandas en Chicago tenían suministro de narcóticos exclusivamente del grupo de “El Chapo”, pero eso ya no ocurre así, ya que ahora grupos más agresivos, como El Cártel Jalisco Nueva Generación, Los Rojos y Guerreros Unidos, ofrecen sus narcótivos, contribuyendo a la violencia en la ciudad, catalogada como el lugar donde más homicidios se cometen en el país.

Mark Giuffre, agente de la División de Campo de la DEA, le dijo a The Daily News que la ciudad se ha convertido en un “centro logístico” para el tráfico de estupefacientes, donde operan los grupos mencionados que en México han ganado terreno, debido a sus violenta forma de operar.

De hecho, Guerreros Unidos, por ejemplo, es el grupo ligado a la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, en colaboración con el gobierno mexicano, según activistas.

Los crímenes en la ciudad tienen preocupado a la administración del presidente Donald Trump, quien quiere enviar agentes federales a terminar con “la carnicería” que se vive en esa metrópoli, principalmente en las zonas sur y oeste, donde en se registraron la mayoría de los 764 homicidios reportados en 2016, según un estudio del Laboratorio del Crimen de la Universidad de Chicago.

“Los cárteles suministran los narcóticos a las violentas bandas de las calles de Chicago… Grupos que se dedican al contrabando y al transporte de las drogas están ofreciendo sus servicios a cualquier cártel que quiera pagarles por ello“, explicó Giuffre.

Agregó que no necesariamente se trata de “una guerra entre cárteles”, ya que las bandas operan con el mejor postor, que busca colorar heroína, cocaína y metanfetamina de cristal hacia otras plazas, como en Wisconsin e Indiana.

La DEA estima que hay más de 100,000 personas integradas a grupos del crimen activos en Chicago, que le ha dado el mote nada halagador de “la capital de las pandillas en América”.

Entre los grupos más poderosos y peligrosos son Gangster Disciples, los Vice Lords y los Latin Kings, quienes operan con armas de mano, fáciles de ocultar y de bajo costo, pero también tienen acceso a rifles capaces de perforar los chalecos antibalas de la Policía.

Guadalupe Cruz, trabajadora social y profesora de la Universidad de Illinois, dice que para muchos jóvenes la participación de pandillas es “generacional”, debido a que tienen “padres [que] también participaron en la vida callejera”.