Consejos para cuidar tu cabello durante el embarazo

Los cambios hormonales provocan sequedad, poco brillo o caída de las hebras en algunas mujeres
Sigue a La Prensa en Facebook
Consejos para cuidar tu cabello durante el embarazo
La embarazada debe tratar su cabello con delicadeza.

Como el cabello es el marco del rostro, resulta importante que lo cuides con esmero durante el embarazo y, en especial, para contrarrestar los cambios positivos o negativos que éste puede sufrir durante los nueve meses de la gravidez.

Y es que durante la dulce espera a algunas mujeres el cabello se les cae más que lo normal o se les torna seco o grasoso, mientras que a otras se les pone brillante, fuerte y abundante. ¡Todo depende de cada quien! Pero lo cierto es que, en ambos casos, durante el embara​zo y la lactancia, el pelo crece más de lo normal debido a los cambios hormonales (el estrógeno y la progesterona) que se dan.

Y para que cumplas tu tarea al dedillo, a continuación te damos algunos consejos que debes tener en  cuenta durante las etapas de la gestación y el posparto:

  • Incluye en tu dieta diaria un alto contenido (y obviamente teniendo en acuerdo tu estado de salud y recomendaciones de tu ginecólogo) de frutas y verduras frescas. Es bien sabido que estas contienen los antioxidantes y las vitaminas que el folículo del cabello necesita para mantenerse fuerte y estimulado para fomentar el crecimiento de las hebras.
  • Asegúrate de ingerir alimentos que contengan vitamina B, la cual ayuda a frenar la caída del cabello (normal en algunas mujeres embarazadas) y fortalecer la salud en general de tu cabellera.
  • Lavar el cabello con un champú que controle la grasa en el caso que tu melena se torne grasosa.
  • Lavar el cabello con un champú que lo hidrate en el caso de se torne seco y aplicar de vez en cuando una mascarilla acondicionadora de humectación profunda.
  • Si el cabello se mantiene en su estado normal, utiliza un champús con un pH neutro que te permitirá lavarlo con frecuencia sin lastimarlo, particularmente si eres de las mujeres embarazadas cuya cabeza les suda mucho por todos los cambios hormonales que se dan.
  • Lava tu cabello con agua templada en vez de caliente y date con las yemas de tus dedos un masaje suave en el cuero cabelludo para incrementar la irrigación de la sangre en esta zona del cuerpo.
  • Evita halar el cabello al peinarlo, así como el uso de secadores, planchas u otros instrumentos calientes para darle estilo a la melena.
  • Se disciplinada en el cuidado de tu cabello y piel para que luzcas bella durante todo tu embarazo.
Es normal que en algunas embarazadas el cabello se caiga más de lo normal, sobre todo al peinarse./Shutterstock