De la granja… al tacho de la basura

La comida que se tira cada día también afecta al medio ambiente

Guía de Regalos

De la granja… al tacho de la basura
Cada año, $165,000 millones de dólares en comida se va a la basura.

“No tires tu comida, que hay muchos niños que no tienen qué comer”.

Todos hemos oído frases similares de padres y abuelos recriminándonos no terminar lo que estaba en el plato. Y si bien comer todo lo que nos servían no iba a acabar con el hambre mundial, el consejo de los abuelos era sabio. Desperdiciar los alimentos nunca es una buena idea.

Según información del Departamento de Agricultura, en 2015, alrededor del 12.7% de los hogares norteamericanos, esto es 15.8 millones de hogares, sufrieron de inseguridad alimenticia. Irónicamente, se estima que cada año se tiran aproximadamente 80,000 millones de alimentos, el equivalente a $165,000 millones de dólares en comida se va a la basura.

Influencia en el medio ambiente

Si bien mucha gente sabe de las grandes cantidades de alimentos que se desperdician año tras año, no todos son conscientes de las consecuencias negativas que tal desperdicio le causa al medio ambiente.

Según la agencia EPA, la comida que se tira representa la mayoría del material que se encuentra en los basureros. Este tipo de basura contribuye al efecto invernadero del medio ambiente. Pero no sólo es la basura lo que perjudica al planeta, sino también el desperdicio de agua, energía y otros recursos que se utilizaron para producir el alimento en primer lugar.

Desperdicio en cifras

  • Según un reporte del Concilio de defensa de recursos naturales (NRDC) una familia norteamericana promedio tira el equivalente a $2,275 dólares en comida, por año.
  • El 40% de la comida producida en EEUU, va a la basura, sin comerse.
  • Si se pudiese reducir el desperdicio de comidas en sólo un 15%, sería suficiente para alimentar a 25 millones de norteamericanos por año.
  • El reporte de NRDC encontró que desde 1970 ha habido un 50% de aumento en el desperdicio de comidas.
  • Las tiendas de comida, supermercados y los restaurantes son responsables de un gran porcentaje del desperdicio.
En lugar de tirar las sobras orgánicas, utilízalas para preparar compost.

Cómo reducir el desperdicio de comida

Si vieras a una persona tirar un billete de $100 dólares al tacho de basura, creerías que ha perdido la cordura. Y sin embargo, es lo que hacemos cada semana y cada mes con las sobras de comida.

Reducir el desperdicio de comida, puede ayudarte a reducir los gastos en el supermercado o en el restaurante

Compartimos algunas ideas

  • Compra menos. Muchas veces creemos que al comprar mayor cantidad, podemos ahorrar dinero, pero si terminamos tirando el producto, al final del día, no ahorramos lo que creíamos
  • Antes de ir al mandado, haz un inventorio de lo que tienes en la alacena y en la refrigeradora, para no comprar “dobles”. Nunca vayas a comprar sin antes haber comido. Un comprador con hambre, siempre compra de más. No compres un producto sólo por el hecho de que esté en oferta. Puede ser un buen precio, pero si vas a terminar tirándolo a la basura, a la larga, tampoco estás ahorrando.
  • Planea las comidas por una semana y cuando vayas a comprar lo que necesitas, hazte una lista de lo que vas a necesitar y no te salgas de la lista.
  • Aprende a leer las fechas de expiración. Los productos llevan una fecha de recomendación, pero en muchos casos, en especial en el caso de los alimentos secos, duran mucho más de lo estipulado. Usa tu olfato y tu sentido común.
  • No descuentes las sobras. Un día por semana, acostumbra a tu familia a comer One night bite (Noche de un bocado), esto es, sírveles los restos de los platillos que preparaste durante la semana y no se comieron, siempre y cuando estén en buen estado.
  • Considera congelar los alimentos que no vas a comer en los próximos 3 ó 4 días. Incluso es posible congelar frutas y verduras.
  • Compost. Muchas de las frutas, verduras y otros restos orgánicos pueden utilizarse como compost,  o humus, para fertilizar tu jardín.