El padre que se gastó US$51 millones en construir un parque de atracciones para su hija

Un padre de Texas, Estados Unidos, se dio cuenta de que no había parques temáticos donde su hija discapacitada pudiera jugar

Guía de Regalos

El padre que se gastó US$51 millones en construir un parque de atracciones para su hija

Un incidente en una piscina le dio una idea brillante al padre de Morgan, quien sufre de problemas cognitivos y un tipo de autismo.

El estadounidense Gordon Hartman acababa de salir del agua en unas vacaciones familiares, cuando Morgan, que en ese momento tenía 12 años, se acercó a algunos niños que estaban jugando en el agua.

Trató de hacerse amiga de ellos, pero rápidamente se fueron.

Hartman cree que se alejaron de su hija porque no sabían cómo reaccionar ante alguien con una discapacidad . Morgan tiene la comprensión cognitiva de un niño de cinco años.

El incidente quedó dando vueltas en su cabeza.

“Morgan es una joven maravillosa. Cuando la conoces siempre recibes una sonrisa y quiere ofrecerte un abrazo”, dice.

Inclusivo

Hartman y su esposa Maggie preguntaron a otros padres dónde podrían llevar a su hija, algún lugar en el cual ella podría sentirse cómoda y el resto de niños también interactuando con ella.

“Nos dimos cuenta de que un lugar tan inclusivo no existía”, dice Hartman.

Así que en 2007, el hombre decidió construir uno él mismo.

Hartman es un expromotor inmobiliario que vendió sus negocios de construcción de viviendas en 2005 para crear La Fundación Gordon Hartman, una organización sin fines de lucro que busca ayudar a las personas con discapacidades.

Entonces creó el “primer parque temático más accesible del mundo”.

“Queríamos un parque temático donde todo el mundo puediera hacer de todo, en el la gente con y sin necesidades especiales pudiese jugar”, dice Hartman.

¿Cómo es?

Gordon Hartman reunió a médicos, terapeutas, padres y otras personas con y sin discapacidades para consultarlos sobre cómo debían ser las instalaciones, que fueron construidas en 10 hectáreas de una cantera en desuso en San Antonio, Texas.

El parque, llamado “El país de las maravillas de Morgan” , costó US$34 millones y abrió sus puertas en 2010.

Las atracciones incluyen una rueda de la fortuna o vuelta al mundo totalmente accesible, un patio de la aventura y un tren en miniatura.

Frecuentemente, los visitantes le dicen a Hartman que es la primera vez que pueden experimentar tales atracciones.

También hay un carrusel con carros especialmente diseñados para sillas de ruedas que suben y bajan junto a los animales.

Sin embargo, Hartman revela que Morgan al principio desconfiada de esta atracción.

“Cuando la inauguramos, ella estaba demasiado asustada para subirse, no entendía por qué giraba y los animales subían y bajaban”, dice Hartman.

Morgan no se subió al carrusel hasta al cabo de tres años.

“Primero ella se paraba cerca. Luego la convencimos de subirse sobre a un animal pero no lo hicimos andar. Fue un proceso lento y ahora ama ir al carrusel”.

“Superar algo alo que le tenía miedo significó mucho para ella. Las cosas logradas pueden hacer una gran diferencia”, opina Hartman.

Parque acuático

Desde su inauguración, “El país de las Maravillas de Morgan” ha recibido más de un millón de visitantes de 67 países y de 50 estados de EE.UU .

Un tercio del personal tiene discapacidades y la entrada es gratuita para cualquier visitante con una enfermedad o discapacidad.

“Me di cuenta de que Morgan era una de las afortunadas porque tenía muchas de las cosas que necesitaba. No quería que el costo fuera una barrera para otras personas con necesidades especiales”, dice Hartman.

“Abrimos cada año sabiendo que vamos a perder más de US$1 millón y tenemos que recuperar ese monto a través de recaudación de fondos y de los socios”.

Este año, el parque temático se amplió con la apertura de la Isla Inspiración de Morgan, un parque acuático totalmente accesible.

“Poca gente visitaba el parque durante los meses de verano porque las sillas de ruedas se calentaban demasiado, así que decidimos crear un parque acuático”, dice Hartman.

Parte de los juegos de la isla utilizan agua tibia, lo que ayuda a los visitantes con problemas musculares.

Se ofrecen sillas de ruedas motorizadas a prueba de agua, que funcionan con aire comprimido en lugar de baterías.

También hay un paseo accesible en barco por el río.

En total, el parque acuático costó US$17 millones.

“Todos somos iguales”

“Ayer un hombre se acercó a mí en Isla Inspiración y me tomó la mano”, dice Hartman.

“Señaló a su hijo, que tiene graves necesidades especiales y comenzó a llorar, y dijo que no había podido jugar con él en el agua en el pasado”.

Hartman dice que tres de cada cuatro visitantes del parque no son discapacitados, y que el lugar está teniendo precisamente el efecto que esperaba.

“Ayuda a la gente a darse cuenta de que, aunque somos diferentes en algunos aspectos, en realidad todos somos iguales”, dice.

“Vi a una chica en una silla de ruedas y a otra sin necesidades especiales que jugaban juntas. Eso fue genial”, dice.

Una celebridad

Hartman no está planeando abrir más parques, a pesar de recibir cientos de cartas y correos electrónicos que se lo piden.

En cambio, se está enfocando en proveer servicios educativos a adolescentes con necesidades especiales en San Antonio.

“Sé que hay muchas organizaciones diferentes tratando de construir algo como “El país de las maravillas de Morgan” en otros lugares y vamos a seguir trabajando con ellos”, añade.

Él sigue llevando a Morgan a jugar al parque temático, donde se convirtió en una celebridad.

¡ Cuando ella viene aquí es una estrella de rock ! Mucha gente quiere hablar con ella y tomarse una foto. Es muy buena en eso”, dice Hartman.

Morgan tiene ahora 23 años y experimentó enormes progresos.

“Ahora habla más y la mayoría de sus problemas físicos fueron superados a través de numerosas cirugías. Estamos muy orgullosos de lo lejos que ha llegado”.

Cuando Morgan visita el parque es muy feliz jugando en los columpios y en la zona de arena, sin saber cuánto ha ayudado a otros.

“Morgan sabe que el parque lleva su nombre, pero no creo que entienda la magnitud de lo que representa y cómo ha cambiado muchas vidas”, dice Hartman.

“Ella no se da cuenta de que la manera en que ha enfrentado las cosas en la vida la convirtió en una verdadera inspiración “.


Imágenes de Jerstad Photographics y Gordon Hartman Family Foundation