Neymar y el camino libre para fichar con el Real Madrid

El brasileño se fue del Barcelona sin negociación, por lo que en un futuro, que algunos ven cercano, podría recalar en el odiado rival
Neymar y el camino libre para fichar con el Real Madrid
Neymar podría hacer aun más grande la herida al Barcelona con un fichaje con el Real Madrid.

Ocurrió hace 17 años. Luis Figo era acusado de alta traición por parte de los aficionados del Barcelona, quienes le veían partir desde sus entrañas con rumbo a la capital de España. El Real Madrid osó seducir al astro portugués y él había aceptado ir al baile, acción inadmisible e imperdonable; considerada hasta el pasado miércoles como el acto más ruin que había vivido el club con un futbolista, pero, gracias a Neymar Jr., ya no lo es más.

Así de honda es la decepción producida por el mejor futbolista brasileño de la actualidad, quien a sus 25 años está en camino para ser la estrella que tome el testigo de Lionel Messi (30 años) y el portugués Cristiano Ronaldo (32). De hecho, el plan catalán tras ficharlo hace cuatro temporadas era tener en sus filas al fantasioso joven para hacer crecer su magia al lado de Messi y alistarlo para ser su almirante de campo para el futuro.

Pero Neymar Jr. cambió de planes. Su verano previo al inicio de las ligas europeas se convirtió en un prolongado ‘reallity show’ con él como protagonista indiscutible en el que, sin embargo, los diálogos surgían desde cualquier latitud o a través de algún actor secundario, pero nunca desde el diafragma del brasileño, quien disfrutó de ver cómo aquello de su posible marcha al París Saint-Germain nació como una patraña, se desarrolló como un cáncer y el miércoles anterior se cristalizó como una daga que partió el alma de los blaugrana.

El Barça desaparece todo rastro del brasileño, como se ve en la pantalla móvil. /Getty Images

La fiesta de bienvenida con la cual la entidad gala de capital catarí agasajó este sábado al capitán de la selección brasileña, no marca el final de la sorprendente historia del verano, sino todo lo contrario.

En Barcelona los especialistas del deporte, de la mano de los aficionados del club, hablan de un histórico error del atacante por dejar la mejor liga del mundo a cambio de millones de petrodólares en una liga de tercer nivel como la gala, sin embargo hay otro grupo menos visceral, que tras un análisis más frío, observan el error precisamente en casa.

El infierno temido

La directiva del club catalán estalló en furia ante la poca elegancia del futbolista y su padre (también representante), quienes no tuvieron la calidad profesional para hablar de frente y externar su idea de abandonar al equipo con el cual apenas la temporada anterior habían firmado una renovación de contrato hasta el año 2021.

Josep Maria Bartomeu, presidente del Barcelona, cuyo nombre pasará a la historia como el del directivo al cual el crack se le escabulló por la puerta de servicio, determinó no recibir a los Neymar y su comitiva.

Cansado y muy encendido por el juego tras bambalinas de los brasileños, el titular de los despachos decidió cerrar los puentes de diálogo con el exazulgrana y anunciar que la relación contractual entre ambas partes llegaría a su fin cuando el París Saint-Germain pagase los poco más de 263.7 millones de dólares de la cláusula de rescisión para liberar al futbolista. Y así fue.

Entonces, no hubo negociación. Entonces, no hubo acuerdos. Entonces, no hubo cláusula ‘antimadrid’.

En Barcelona ya se teme lo peor: el runrún en charlas, análisis y pláticas de bar remonta a la historia del portugués Luis Figo, de hace 17 años, cuando también en verano (24 de julio) el ídolo catalán pagó su cláusula de rescisión (entonces de 70 millones de dólares) y signó un contrato con su archienemigo, el Real Madrid.

En aquel entonces el presidente de la entidad blanca era Florentino Pérez, quien ahora disfruta desde la cúpula de su trono como mandamás merengue el bicampeonato europeo de su club, que, dicen los enterados, nunca ha dejado de suspirar por Neymar Jr. a quien el Barcelona prácticamente arrebató de sus manos hace cuatro años cuando el brasileño, incluso, ya había pasado un reconocimiento médico con los blancos.

La venganza se sirve en un plato frío, se dice frecuentemente. Es cierto: Neymar Jr. deja los reflectores de la mejor liga del mundo para recalar en un club en el cual los éxitos locales son considerados como menores en la elite europea y el único real lustre será la conquista de la Liga de Campeones.

Icónica imagen de la noche cuando Neymar Jr. entendió que debía dejar al Barcelona para tener el protagonismo que Messi le robaba. /Santi Garcés / FC Barcelona

Pero el brasileño no podía vivir más a la sombra de su amigo Lionel Messi. Mientras fuera uno de sus mosqueteros sería imposible portar la playera número 10, tener mejor salario, liderazgo y el protagonismo total. De hecho, Neymar Jr. lo entendió justamente frente a su actual nuevo club.

El mejor juego como culé del estelar brasileño ocurrió el 8 de marzo del presente año, cuando en el Camp Nou y comandados por una mágica exhibición suya, los azulgrana golearon 6-1 a los franceses del PSG, que habían ganado 4-0 en la ida de los cuartos de final de la liga de campeones.

Es la mayor remontada en la historia del torneo. Neymar Jr. se lució con una cátedra en la cual marcó dos tantos y dio el pase para el gol definitivo. Fue apoteósica su participación, pero una imagen del fotógrafo mexicano Santiago Garcés, quien capturó a Lionel Messi (muy discreto aquella noche) trepado a la grada del Camp Nou con el puño en alto y los aficionados blaugrana a sus pies acaparó todas las portadas de la prensa escrita y electrónica… Neymar Jr. y su noche de estrella quedaron como secundarios.

Ahí fue cuando entendió su papel mientras siguiera siendo azulgrana. Ahí fue cuando el jeque Nasser Al-Khelaifi, dueño del PSG, pidió su fichaje y ahí fue cuando su padre del brasileño olfateó el suculento aroma del dinero, sin importar que se trate de una liga menor.

Nada de lo anterior importa, porque Neymar Jr., con 25 años sabe que para ganar el Balón de Oro debe conquistar la Liga de Campeones, ya sea en el PSG o, como ya reflexionan en España, con el Madrid, al cual, dicen, llegaría en un par de años, cuando tenga 27 y con el camino libre, porque tras el azotón de puerta del presidente catalán negado a una negociación, él es libre de firmar con ese club, que siempre lo ha pretendido.

Hace 17 años el Barcelona lloraba a rabiar con Figo, hoy aquello parece enterrado, porque lo de Neymar Jr. no ha hecho más que comenzar.

En números

300
millones de euros (356.2 millones de dólares) pagó el PSG por Neymar Jr.: 222 de la cláusula de rescisión más impuestos

40
millones de euros (47.5 millones de dólares) más variables será el salario de Neymar Jr. con el PSG

96
millones de euros (114 millones de dólares) fue el costo del traspaso, según un juez español, del brasileño al Barcelona hace cuatro campañas

105
goles, además de 59 asistencias fabricó el astro del PSG en 186 partidos como futbolista del Barcelona

10
títulos consiguió como azulgrana: 1 Liga de Campeones, 1 Supercopa de Europa, 1 Mundial de Clubes, 2 Liga, 2 Super Copa de España y 3 Copa del Rey