Comunidad de Orlando pone esperanzas en el Acta de Confianza para inmigrantes

Sigue a La Prensa en Facebook
Comunidad de Orlando pone esperanzas en el Acta de Confianza para inmigrantes
La entusiasta presentación de la iniciativa pro inmigrante Acta de Confianza, en Orlando.
Foto: Cortesía

La comunidad inmigrante de Orlando confía en el respaldo de las autoridades locales para defender sus derechos y en ello la iniciativa  Acta de Confianza Orlando (Orlando Trust Act) que se espera sea presentada y aprobada por la Comisión de la Ciudad de Orlando.

Hay más de 100,000 inmigrantes indocumentados en la región de Metro Orlando que incluye partes de los condados Orange y Seminole, explicó hace algunos días Esteban Garcés, director estatal de Mi Familia Vota, miembro de esta Coalición.

“Tenemos un gobierno federal que desafortunadamente no está a favor de la comunidad inmigrante, con nuestras contribuciones a la sociedad. Es una administración que está tratando de contratar 10,000 agentes de inmigración para espantar a la comunidad, estamos viendo el odio, por el simple hecho de ir a trabajar”, dijo Garcés.

Mientras, la mexicana Lalis Pérez, madre de familia con dos hijos ciudadanos americanos, poder acudir a sus lugares de trabajo sin temor.

“Estamos muy optimistas y por lo que esto significa para nuestra comunidad. Uno como persona se sentiría un poco más tranquila, es tener un amparo de alguna forma, la gente está con mucho pánico, temor, vive con inseguridad y esto sería muy útil y satisfactorio para nosotros”, dijo esta trabajadora de la construcción en Orlando, a quien le gustaría que esta iniciativa se extienda a nivel estatal: “yo no solo trabajo en Orlando, me muevo a otros sitios como Tampa, Miami, Daytona. Sería ideal tener esta acta de confianza en toda la Florida”.

Tony Ortiz, comisionado Del distrito 2 de Orlando, lidera la presentación de la iniciativa ante la Comisión de Orlando por parte de la Coalición Latinoamericana Pro Migrantes de la Florida Central, que agrupa a 36 organizaciones entre sindicatos, organizaciones comunitarias, de derechos civiles y de fe y aliados que comparten estrategias e información a los inmigrantes.

“Estamos presentándolo al Alcalde y a los otros comisionados, porque si somos una ciudad compasiva, hemos sido halagados por acciones comunitarias, tenemos que dar el ejemplo y estamos orando para que pase pronto”, dijo el comisionado de origen puertorriqueño.

Para el comisionado esta es una situación que debe definir el Congreso con una reforma migratoria, a quien hizo un llamado para que revise el poder económico de la contribución de los inmigrantes indocumentados a este país, quienes pagan sus impuestos y son parte del desarrollo de la nación.

“Nuestros indocumentados son prácticamente esclavos de una manera triste. Son víctimas de su propio éxito, vienen aquí de países especialmente por situaciones difíciles… y la mayoría que ya viven aquí están contribuyendo a la economía, su cultura y pagan impuestos”, precisó.

“Hay falta de conocimiento, si las personas supieran lo que ellos traen a la mesa, muchos de ellos son profesionales. Si se saca a los indocumentados se caería la economía, son muchos dedicados a la agricultura, construcción, cocina, se le haría un daño terrible a la economía de este país”, agregó.

Dijo que espera que esta acta brinde calma a la gran comunidad inmigrante local: “Me entristece ver todavía que los inmigrantes indocumentados viven de una forma ambivalente, mientras siguen trabajando, levantando sus familias. No nos podemos llamar cristianos si queremos sacar a estas personas. En mi opinión, a nivel local no tiene que ver la policía municipal, local, entendemos que esto es un problema federal”.

Esta acta declararía la ciudad de Orlando como ciudad inclusiva y que da la bienvenida a todos sus residentes, sin importar su estado migratorio, religión o país de origen.

Entre tanto, Garcés dijo que hay entusiasmo por contar con el respaldo incondicional del comisionado Ortiz, quien abogó y logró pasar en la Comisión de Orlando una resolución a favor de una reforma migratoria en 2013.

“Estamos muy entusiasmados con el apoyo incondicional del comisionado Ortiz, una aliado de nuestra comunidad, que tiene el coraje de ser nuestro campeón y que Orlando no coopere con los agentes federal de inmigración, si no hay una orden firmada por un juez”.

Resaltó que por ahora están trabajando con Orlando pero esperan que otras ciudades y condados sigan este liderazgo de apoyo a la comunidad inmigrante. “Estamos trabajando muy fuerte en Orlando, porque hay muchas organizaciones de base en Orlando, miembros que viven y trabajan aquí, es importante que Orlando tome este paso progresista que establece un ejemplo en la región. El gobierno local está más cerca de nuestra comunidad, que reconoce las contribuciones de nuestra comunidad, que entiende y protege a la comunidad inmigrante”, enfatizó.

La abogada Kira Romero-Craft, de la organización sin fines de lucro Latino Justice PRLDEF, en Orlando, apoyó esta iniciativa para proteger a los inmigrantes en Orlando: “Definitivamente Orlando es una ciudad que todo el mundo visita, Orlando debe abrir los brazos a todas las personas, no solo los extranjeros que vienen a visitar pero a nuestra comunidad. Y si ellos quieren dar un liderazgo en este tema deben apoyar a nuestra comunidad, a todas esas personas que trabajan en esas labores que son tan difíciles, creo que tienen que tomar este paso tan importante”.

El documento se encuentra en manos de abogados y se espera que pronto pueda ser presentada a la Comisión de la ciudad de Orlando.

Mientras tanto, los que quieran ser parte de este movimiento pueden llamar a la oficina de Mi Familia Vota en Orlando, organización que es parte de la coalición, al 321-400-5775.