Despiden a casi un centenar de trabajadores con visas H-2A

Unos 80 trabajadores agrícolas fueron echados por reclamar sus derechos, denuncian organizaciones civiles de Sumas, Washington
Sigue a La Prensa en Facebook
Despiden a casi un centenar de trabajadores con visas H-2A
Activistas protestan frente a llos Tribunales del condado Whatcom.

Unos 80 trabajadores agrícolas contratados por una empresa en Washington bajo el programa de visas H-2A fueron despedidos por exigir sus derechos tras la muerte de uno de sus compañeros, denuncia la organización Familias Unidas por la Justicia.

Según activistas comunitarios, a los trabajadores se les dio una hora de plazo para abandonar sus puestos de trabajo y recoger sus pertenencias después de quejarse del maltrato que estaban recibiendo por parte de la empresa Sarbanand Farms en Sumas, Washington.

La protesta estuvo motivada por la muerte de Ernesto Silva Ibarra, un joven mexicano de 28 años, casado y padre de tres hijos en México, quien estaba trabajando en Washington como parte del programa de visas H-2A para trabajadores agrícolas temporales.

Según testimonios de sus compañeros, Ibarra llevaba dos días quejándose de dolor de cabeza en el campo, se cree que producto del intenso calor y la mala alimentación, pero su supervisor ignoró su pedido y lo obligó a regresar a su puesto de trabajo. Un poco más tarde el joven se desmayó y tuvo que ser trasladado de emergencia al Haborview Medical Center, aparentemente con un derrame cerebral, denunció Comunity to Comunity Development, una organización de defensa de los derechos de los inmigrantes.

Ibarra falleció durante este fin de semana, según confirmó la oficina del forense del condado King al periódico de Seattle The Stranger.

“Los trajeron contratados y los están echando como ilegales”, explican los activistas de Familias Unidas. Los trabajadores tienen una marcha programada hoy al mediodía (3:00 PM EST) frente a las oficinas de Sarbanand para “exigir que la compañía se haga responsable por la muerte de Ernesto Silva Ibarra, pague los salarios que les debe después de haberlos despedido y hagan el proceso de renovación de las visas expiradas inmediatamente”, dice el comunicado.