¿Está bien comprar medicamentos en línea?

Algunas personas surten sus medicamentos de venta con receta en sitios de Internet fuera de los Estados Unidos, pero hay maneras más seguras de ahorrar
Sigue a La Prensa en Facebook
¿Está bien comprar medicamentos en línea?
No siempre ahorras comprando medicinas por Internet y además, es peligroso.

Aproximadamente el 60% de las personas que respondieron la encuesta en junio pasado realizada por el Centro Nacional de Investigación de Consumer Reports dijo que están tratando de reducir los costos de atención médica. Muchos de ellos dijeron que obtienen ofertas en los medicamentos, por ejemplo, al comprarlos en farmacias en línea fuera de Estados Unidos. De hecho, según la encuesta, el centro calcula que 1.9 millones de estadounidenses compran sus medicamentos de esa forma.

Comprar una tostadora en línea no es tan arriesgado como lo es surtir tus recetas a través de farmacias en Internet. En el ciberespacio abundan personas que venden productos ilegales e incluso tóxicos, y con frecuencia lo hacen a través de sitios web que aparentan ser auténticos.

“La gran mayoría de sitios web que venden medicamentos de venta con receta no son legítimos”, dice Carmen Catizone, D.Ph., directora ejecutiva de la Asociación Nacional de Juntas de Farmacia (National Association of Boards of Pharmacy, NABP). Por ejemplo, el pasado junio, la Administración de Medicamentos y Alimentos (Food and Drug Administration, FDA) tomó medidas en contra de 1,050 sitios al incautar productos que se vendían de forma fraudulenta como medicamentos de venta con receta y equipo médico aprobados por la FDA. Y Catizone destaca que solo 4% de las casi 11,000 tiendas de medicamentos en línea que la NABP revisó recientemente operaba conforme a las leyes y estándares de Estados Unidos.

Los peligros de los medicamentos en línea

De acuerdo con informes recientes de la Contraloría General de Estados Unidos (Government Accountability Office), las farmacias clandestinas con frecuencia venden medicamentos no aprobados que son falsificaciones o están muy mal hechos. Se descubrió que la concentración de los ingredientes activos de los medicamentos que se venden en estos sitios es excesiva o insuficiente o, en algunos casos, los medicamentos son totalmente diferentes. Incluso se comprobó que algunos medicamentos contienen contaminantes peligrosos, incluyendo pintura tóxica amarilla para carreteras, metales pesados y veneno para ratas.

“En los peores casos, algunas personas murieron debido a que estos medicamentos contenían toxinas o no trataron sus afecciones graves”, dice Catizone.

Comprar en esos sitios también pone en riesgo tu información personal y financiera. Puedes acabar inundado de correos basura o tu computadora podría infectarse con algún virus.

Además, es ilegal comprar medicamentos fuera de los Estados Unidos, así que es posible que nunca recibas lo que compraste. Y si la receta se surte de forma incorrecta o el medicamento contiene ingredientes que te enferman, no tendrías ningún recurso legal.

Estrategias más seguras

“Hay farmacias en línea que son legítimas”, dice Lyndsay Meyer, una vocera de la FDA. “Pero los consumidores deben tener cuidado y saber qué es lo que deben buscar”.

Si decides comprar en línea, asegúrate de que el sitio esté autorizado, que te pida que envíes tus recetas, que tenga un farmacéutico autorizado por el estado disponible para responder tus preguntas y que esté dentro de los Estados Unidos. (Es posible que quieras limitarte a usar solo los sitios en línea de farmacias que ya conoces y en las que confías, aquellas que están asociadas a cadenas de tiendas, tiendas grandes y pequeñas farmacias familiares).

¿Quieres saber una forma fácil de comprobar si una farmacia en Internet es segura y legal? Busca el texto “.pharmacy” al final de la dirección web, lo cual indica que el sitio está autorizado y que fue verificado por la Asociación Nacional de Juntas de Farmacia (NABP). (Solo los sitios con sede en EE.UU. cuya dirección web termine en “.pharmacy” pueden hacer envíos a direcciones en Estados Unidos). O bien, busca el sello de Sitio de Internet Verificado para la Práctica Farmacéutica (Verified Internet Pharmacy Practice Sites, VIPPS), que indica que la compañía completó una acreditación voluntaria a través de la NABP. Para obtener un listado de los sitios acreditados (y aquellos que no son recomendables), visita nabp.net.

Pero, puedes ahorrar dinero en tus recetas sin tener que comprar en línea. Muchas tiendas ofrecen grandes descuentos en medicamentos genéricos y algunas ofrecen programas para clientes frecuentes que otorgan descuentos a sus miembros.

SOBRE LOS SITIOS ‘CANADIENSES’

Muchos consumidores creen que pueden esquivar cualquier riesgo potencial asociado con la compra de medicamentos en línea al comprarlos en Canadá, en donde las leyes que rigen su venta son similares a las de Estados Unidos. Pero nuestros expertos de Best Buy Drugs  aconsejan evitar esta práctica (y evitar comprarlos en cualquier otro país). Estas son las razones: Las farmacias en Internet que dicen ser canadienses por lo general no lo son. “La mayoría son fachadas que venden productos de baja calidad de países tercermundistas”, explica Carmen Catizone de la Asociación Nacional de Juntas de Farmacia.

Nota del editor: La elaboración de este artículo es posible gracias al subsidio del programa Attorney General Consumer and Prescriber Education Grant del estado, que es financiado por el acuerdo multiestatal de reclamos de fraude de los consumidores en relación con la comercialización del medicamento de venta con receta Neurontin (gabapentina).

_____________________

Consumer Reports no tiene ninguna relación financiera con los anunciantes en este sitio. Consumer Reports es una organización independiente sin fines de lucro que trabaja junto a los consumidores para crear un mundo justo, seguro y saludable. CR no apoya productos o servicios y no acepta publicidad. Copyright © 2017, Consumer Reports, Inc.