La joven de 26 años que se convirtió en asistente de Trump

Llegó a Washington al terminar su carrera y trabajó en un gimnasio
Sigue a La Prensa en Facebook
La joven de 26 años que se convirtió en asistente de Trump
Madeline Westerhout trabajó en el equipo de Trump desde su campaña.

Su nombre es Madeleine Westerhout, tiene 26 años de edad y gana $95 mil dólares anuales como asistente del presidente Donald Trump.

Su posición es “asistente especial y asistente ejecutiva del Presidente”, como se indica en el Reporte Anual de Salarios de la Casa Blanca.

Su presencia fue discreta durante la campaña, pero llamó la atención después de la elección del 8 de noviembre, particularmente en la Torre Trump –donde el recién electo mandatario instaló su oficia de transición de gobierno–, donde fue fotografiada con varios de los invitados del republicano.

En un principio se pensó que Westerhout sólo era la “chica” que guiaba a invitados como Rick Perry, Mitch McConnell, Gary Cohn y James Stavridis y una larga lista de empresarios y políticos hacia las oficinas de su jefe, pero en enero quedó clara su posición, nada más ni nada menos que una de las más importantes en la logística presidencial, porque si hay alguien que tiene acceso directo al actual mandatario de los Estados Unidos es ella.

En su cuenta de Instagram, la originaria de Newport Beach, California, documenta con imágenes su labor en el proceso de campaña, en la Torre Trump y ahora en la Casa Blanca.

“¡Nunca tomo selfies, pero tenía que tomar esta en mi escritorio en nuestro primer día en la Casa Blanca! ¡Hermosa vista del Jardín de las Rosas a mi espalda! ¡Estos seis meses en la Administración Trump han sido increíbles! ¡Avanzando hacia los siguientes 8 años!”, escribió el 20 de julio.

Estudió ciencias políticas en el College de Charleston en Carolina del Sur y tras graduarse se mudó a Washington D.C., donde laboró como entrenadora, e incluso colocó una fotografía con su mamá.

Ahí también expresa su amor por los gatos, particularmente la suya, Monnie-Monica, de la que ha publicado videos y fotografías.

En otra imagen, esta republicana expresa ser fan de “House of Cards” que a veces disfruta con una copa de vino en la cama.

Westerhout no es ninguna principiante en tema de campañas, ya que en 2012 fue parte del equipo de Mitt Romney, aspirante a la presidencia, y en 2013 laboró John Kuhn, que competía por una posición en el Congreso.

Su arribo al equipo de Trump se dio tras laborar en el Comité Nacional Republicano, como asistente de la jefe de Personal, Katie Walsh, quien operó directamente con el presidente Trump durante el proceso de selección de candidato de ese partido y luego fue integrada al equipo en la Casa Blanca.

Mom came to take my Pure Barre class today! So much fun to #LTB with her! @lindalouie2

A post shared by Madeleine Westerhout (@madwestt) on

Happy Friday. House of Cards. Wine. Bed. #bye

A post shared by Madeleine Westerhout (@madwestt) on

 La joven expresa constantemente su compromiso con la Administración Trump y con su admiración a su jefe.