Más ofertas de empleo que nunca pero no tantos contratos

Los empresarios se quejan de la falta de capacitación pero también se echa de menos salarios más altos para animar a los trabajadores
Sigue a La Prensa en Facebook
Más ofertas de empleo que nunca pero no tantos contratos
A finales de mes de junio se hicieron unas 5.4 millones de contrataciones./Shutterstock

Hasta 6.2 millones de ofertas de empleo estaban abiertas a finales de junio según el informe que de ello hace la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS en sus siglas en inglés).  Es una cifra récord a la que han contribuído 461,000 anuncios de puestos de trabajos hechos tanto por empresas privadas como por gobiernos municipales estatales y federal. En mayo había 5.7 millones de ofertas.

El incremento en las ofertas de empleo se produjo en casi todos los sectores entre ellos se contabilizaron un total de  225.000 en construcción y 388,000 en manufacturas.

Ahora bien, las contrataciones no mejoraron al mismo nivel y muchos de los puestos ofertados quedan sin ser cubiertos. Las contrataciones apenas cambiaron con respecto al mes anterior y fueron de 5.4 millones. En otro informe separado, la Federación Nacional de Negocios Independientes (NIFB) mostraba la misma tendencia: aumento de ofertas de empleo a niveles que no se veían en 16 años pero no tantos contratos. Los pequeños negocios se han quejado de la falta de capacitación de los trabajadores en unos puestos de trabajo muy cambiantes.

“El 60%  de los pequeños empresarios han tratado de ampliar sus contrataciones pero 87% de estos que están preparados para hacerlo han reportado pocos o ningún trabajador cualificado para la posición que tratan de cubrir”, se explica desde la NFIB. Desde esta organización se mantiene que este es el mayor problema que tienen ahora las empresas después de los impuestos, y es más acusado aún en la construcción y la industria.

¿A qué precio?

Estos datos llegan justo un día después de que el presidente de la Reserva Federal de Minneapolis, Neel Kashkari se quejara duramente ante empresarios en Sioux Falls, South Dakota, de que el problema es que estas ofertas de trabajos no son lo suficientemente atractivas. Según recogía The Washington Examiner, Kashkari preguntó a los empresarios presentes “¿está alguno de ustedes planeando subir los salarios en un año o dos?¿o están solo quejándose de que no pueden encontrar trabajadores?”. Este hombre que formó parte del departamento del Tesoro en la presidencia de George Bush, recordó que durante la bonanza de los precios del petróleo en Dakota del Norte “cuando se subieron los salarios la gente respondió y se pudo encontrar a trabajadores”.

Kashkari, que es miembro con voto de la Fed, dijo que si los empresarios no elevan los salarios “me suena que están simplemente lloriqueando”. El informe de trabajo de julio revela que los salarios siguen tozudamente bajos y que la compensación promedio por hora apenas subió un 0.3% comparado con el mes anterior y un 2.5% frente al mismo mes del año pasado, más o menos en la misma línea que los precios al consumo o inflación.

Muchos de los sectores donde se registran los mayores números de ofertas de empleo son servicios profesionales y de negocios, educación y salud, y sobre todo servicios de restaurantes, bares y hoteles donde no se precisan unas capacitaciones técnicas radicalmente distintas a las de las últimas décadas.