El Servicio Secreto está en crisis por viajes de Trump y su familia

Cientos de agentes exigen pago a la Casa Blanca
Sigue a La Prensa en Facebook
El Servicio Secreto está en crisis por viajes de Trump y su familia
Los agentes han tenido una sobrecarga laboral desde el proceso electoral.

El Servicio Secreto está en problemas económicos, debido a las horas extras de más de mil de sus agentes, quienes han tenido que atender los múltiples viajes del presidente Donald Trump y su familia.

Así lo confirmó el director de Servicio, Randolph “Tex” Alles, en una entrevista a USA TODAY, y agregó que el presupuesto del año está prácticamente en ceros.

Señaló que la agencia a su cargo ha enfrentado a una carga de trabajo desde el apogeo de la temporada electoral, y no ha cedido en los primeros siete meses de la Administración Trump, ya que los agentes deben proteger al mandatario, quien ha viajado casi todos los fines de semana a sus propiedades en Florida, Nueva Jersey y Virginia.

Aunado a ello, deben mantener la seguridad de sus hijos adultos cuyos viajes de negocios y vacaciones los han llevado por todo el país y en el extranjero.

“El presidente tiene una familia numerosa, y nuestra responsabilidad requiere apegarse a la ley… No puedo cambiar eso. No tengo flexibilidad”, dijo.

Agregó que se requiere proteger a 42 personas, que incluyen a 18 miembros de su familia. Esto representa más de los 31 a los que se cuidaba con Barack Obama.

El mayor problema que enfrenta Alles es la salida de agentes, debido al exceso de trabajo, además de que no se podrá pagar a cientos que exigen su retribución, ya que el Congreso deberá proporcionar financiamiento adicional.

El agente en jefe ya inició conversaciones con congresistas para aumentar el salario de los agentes de $160,000 a $187,000 dólares al año, aunque los veteranos no podrían ser beneficiados con el ajuste, el cual, además, se ve lejano.

“No veo que esto cambie en el corto plazo”, reconoció.