Quién es el imán Abdelbaki Es Satty, sospechoso de ser el cerebro de los ataques de Barcelona

Se sospecha que Es Satty, quien predicaba en la mezquita de Ripoll, los radicalizó para una causa extremista
Sigue a La Prensa en Facebook
Quién es el imán Abdelbaki Es Satty, sospechoso de ser el cerebro de los ataques de Barcelona
El imán ha emergido como el sospechoso de haber radicalizado a los jóvenes que llevaron a cabo los ataques.

Su nombre es Adbelbaki Es Satty y ha emergido como uno de los principales sospechosos en la investigación de los ataques en Barcelona y Cambrils el viernes que dejaron 14 muertos.

Es el imán de la mezquita en Ripoll, una pequeña ciudad en el norte de Cataluña, donde vivían varios de los jóvenes señalados de llevar a cabo los ataques.

Y se sospecha que Es Satty los radicalizó para una causa extremista.

Los informes indican que Es Satty, de nacionalidad marroquí, predicó en la mezquita de Ripoll hasta junio cuando partió hacia Marruecos.

Pero un compañero del apartamento donde vivía le dijo a la BBC que había visto a Es Satty el martes pasado.

Varios miembros de las familias de los sospechosos indicaron que el imán radicalizó a los jóvenes en la ciudad, donde vive una extendida comunidad marroquí.

El domingo, Josep Lluís Trapero, jefe de la policía catalana, indicó que se cree que la célula comenzó a conspirar desde hace más de seis meses para llevar a cabo una o varios explosiones en Barcelona.

Pero el ataque abortó cuando estallaron los contenedores de gas que iban a utilizar para fabricar bombas.

La policía informó que el imán, que se cree tiene 40 años, estuvo un tiempo en prisión y en una ocasión tuvo contacto con un sospechoso buscado por acusaciones de terrorismo, pero no se dieron más detalles.

El diario español El País informa que el imán fue detenido en 2010 en Ceuta cuando transportaba 12 kilos de hachís.

“Esta es la primera vez que aparece Es Satty en algún registro oficial”, dice el diario, y agrega que de allí fue trasladado a la cárcel de Castellón “porque su esposa residía en Cataluña.

Getty

En la ciudad de Ripoll vive una unida comunidad marroquí.

Otros diarios indican que el imán pasó cuatro años en la prisión y allí conoció a Rachid Aglif, quien está cumpliendo una condena de 18 años por los atentados con bomba en Madrid, en 2004, donde murieron 191 personas.

Pero según El País, “fuentes oficiales desvincularon esta relación del proceso de radicalización” del imán.

Es Satty fue contratado como imán en una de las dos mezquitas de Ripoll en 2015. Los líderes musulmanes locales indicaron que desconocían sus antecedentes penales cuando lo llamaron.

Algunos habitantes de Ripoll indicaron que Es Satty no hizo muchos esfuerzos para mezclarse con la unida comunidad musulmana de la ciudad, y se ha dicho que era “sobrio y distante” y que solía sentarse solo para comer en las cafeterías locales.

Nourdine el Haji, quien compartió un departamento durante cuatro meses con el imán, le dijo a los medios locales que “nunca vio algún signo de extremismo” en Es Satty. “Era una persona normal”, dijo.

Extranjero

Hay informes de que el imán se radicalizó fuera de España en varios viajes al extranjero que realizó en los últimos años.

Getty

Esta es la mezquita donde supuestamente Abdelbako Es Satty predicaba como imán desde 2015.

Viajó a Bélgica tres meses el año pasado, donde, se dice, estuvo buscando trabajo. Uno de los sitios que visitó fue la ciudad de Vilvoorde, una pequeña urbe de 42.000 personas desde donde salieron más de 20 yihadistas hacia Siria en 2014.

El alcalde de Vilvoorde, Hans Bonte, indicó que el imán estuvo allí entre enero y marzo de 2016 y que había sido investigado por la policía.

Pero agregó que no se le vinculó con ningún asunto serio.

Según El País, que obtuvo declaraciones del imán de Vilvoorde, Mimoun Aquichouh, Es Satty también trabajó en una mezquita de la localidad de Diegem, un municipio próximo a Bruselas.

El imán está desaparecido desde el martes.

La policía llevó a cabo una redada en su casa el sábado y se ha establecido la posibilidad de que Es Satty muriera en una explosión el miércoles en la casa que se cree era usada por los sospechosos como fábrica de bombas donde la policía descubrió 120 contenedores de gas.

El autodenominado Estado Islámico (ISIS) se adjudicó el ataque en Las Ramblas de Barcelona, pero no es claro si alguno de los atacantes estuvo directamente vinculado al grupo o simplemente se inspiraron en éste.