La sorprendente excusa de Lorde por su desastrosa actuación en los MTV VMAs

El show debía continuar
Sigue a La Prensa en Facebook
La sorprendente excusa de Lorde por su desastrosa actuación en los MTV VMAs
Lorde se presentó enferma.

La cantante Lorde protagonizó muy a su pesar uno de los momentos más destacados de la pasada ceremonia de entrega de los MTV Video Music Awards, que se celebró ayer domingo en Los Ángeles, al ofrecer una desafortunada actuación sobre el escenario que le llevó a presentar su más reciente sencillo, ‘Homemade Dynamite’, en riguroso ‘playback’ y a través de una cuestionable coreografía carente de ritmo, energía y coordinación.

Aunque poco antes de la gala ya había advertido que su número musical se vería afectado por la notable gripe que viene sufriendo desde hace días, ha sido ahora cuando la joven neozelandesa ha querido compartir públicamente el alcance de su enfermedad y, de paso, explicar por qué su espectáculo no ha estado a la altura de sus normalmente aclamadas actuaciones en directo.

“Quizá no se note en esas imágenes, pero anoche estuve fatal por la gripe e incluso necesité que me pusieran un gotero antes del inicio de la ceremonia. El ‘show’ debía continuar, aunque apareciera como un pequeño cadáver andante”, ha escrito la intérprete de 20 años en su cuenta de Twitter.

Al igual que muchos de los internautas que seguían el evento en las redes sociales y lo comentaban de forma simultánea, Lorde ha optado por tomarse los contratiempos con sentido del humor y admitiendo una vez más que, al margen de las buenas críticas que siempre ha recibido su música, está lejos de ser infalible.

De hecho, poco antes del lanzamiento de su aclamado segundo disco, ‘Melodrama’, que le brindó dos nominaciones en la noche de ayer -‘Artista del Año y ‘Mejor Edición’- la propia artista reconocía en una sincera entrevista que todavía le estaba costando sobrellevar la fama y, sobre todo, gestionar las responsabilidades que se derivan del intenso interés que genera su figura en los medios de comunicación.

“La verdad es que soy nefasta en lo que a ser famosa se refiere, pero no me importa demasiado. La popularidad hizo que mis cimientos se tambalearan e hizo de mí una persona insegura con su cuerpo y su apariencia, algo que nunca me había pasado antes. Me podría haber destrozado…”, explicaba el pasado junio en conversación con la revista NME.