Trump llama “patriota” a Arpaio y este ya piensa en su plan para llegar al Congreso

La indignación por el perdón presidencial al alguacil más racista de la historia reciente de EEUU no para
Sigue a La Prensa en Facebook
Trump llama “patriota” a Arpaio y este ya piensa en su plan para llegar al Congreso
Con el terreno libre tras su perdón presidencial Arpaio piensa lanzarse al Senado

Una nueva bofetada a la comunidad inmigrante en Estados Unidos acaba de lanzar el presidente Donald Trump, luego de llamar “patriota” al alguacil más racista de la historia reciente de EEUU, Joe Arpaio.

Trump, calificó hoy al polémico ex sheriff de Maricopa, a quien indultó el pasado viernes, como un “patriota” que ha sido tratado de manera “extremadamente injusta”.

“Joe (Arpaio) es un patriota. Fue tratado de manera extremadamente injusta”, sostuvo Trump en una rueda de prensa con el presidente de Finlandia, Sauli Niinisto, tras su encuentro en la Casa Blanca.

Arpaio, quien enfrentaba una condena de hasta medio año de cárcel tras ser hallado culpable de desacato a los tribunales por un caso de discriminación racial y citado a menudo como referente por Trump, se hizo famoso en EEUU por representar las políticas de mano dura con los inmigrantes indocumentados y las severas condiciones en la cárcel bajo su jurisdicción.

“Hizo un gran trabajo para la gente de Arizona. Muy contundente en temas fronterizos, y respecto a la inmigración ilegal”, agregó el mandatario.

Asimismo, Trump recordó que su predecesor en la Presidencia, Barack Obama, hizo lo mismo con Chelsea Manning, responsable de una masiva filtración de documentos de inteligencia, al defender su prerrogativa presidencial.

En el comunicado oficial de la Casa Blanca, emitido el pasado viernes, Trump subrayó que “el sheriff Joe Arpaio tiene 85 años, y tras más de 50 años de admirable servicio a la nación, merece un perdón presidencial”.

El caso criminal de Arpaio se remonta casi una década atrás, cuando el Departamento de Justicia inició una investigación en su contra por violar los derechos civiles de los latinos a raíz de las numerosas quejas por lo que sucedía en Arizona.

De acuerdo con la investigación, los agentes a sus órdenes paraban a conductores solo por su aspecto racial, detenían a personas por la mera sospecha de que fueran indocumentados y los entregaban a las autoridades migratorias.

El alguacil más racista de la historia reciente de EEUU ahora piensa en el Congreso

Arpaio, quien fue indultado por el presidente Donald Trump la pasada semana, mostró hoy abiertamente su deseo de regresar a la política y no descartó competir con el senador republicano Jeff Flake.

“La gente alrededor me pide que desafíe a Flake”, dijo Arpaio en entrevista publicada hoy por el Washington Examiner, en la que no descarta presentarse a las elecciones primarias republicanas para el Senado.

Flake, que ha sido objeto de ataques por parte de Trump en las últimas semanas, puede ser ahora el blanco principal del ex alguacil de Maricopa, quien se enfrentaba a una condena de hasta seis meses de cárcel después de haber sido hallado culpable de desacato a los tribunales por un caso de discriminación racial.

Arpaio, de 85 años, aseguró que tiene “apoyos” para pensar en relanzar su carrera política tras los escándalos judiciales y su derrota en las pasadas elecciones de noviembre de 2016.

“Podría presentarte a alcalde, legislador o puedo presentarme al Senado”, dijo Arpaio, que lamentó las críticas que ha recibido por querer seguir en política a su edad.

Según destacó Trump, Arpaio, “tras más de 50 años de admirable servicio a la nación, merece un perdón presidencial”.

Dos de las personas que se mostraron contrarias a la decisión de Trump son precisamente Flake y el otro senador por Arizona, John McCain, muy crítico con Trump desde que el magnate llegó a la Casa Blanca.

Por su parte, Lydia Guzmán, directora del comité de inmigración de la Liga de Ciudadanos Americanos Unidos (LULAC) en Arizona, señaló a Efe que considera cómica la posible postulación de Arpaio al senado.

“Da risa saber que quiere postularse, aparte de que es ridículo que quiera seguir en la luz pública, pero los mismos votantes ya no lo quieren, muchos republicanos se enfadaron del circo y los gastos de Arpaio”, comentó.

Guzmán mencionó que el ex alguacil ya había mostrado sus aspiraciones para volver a retomar el puesto de alguacil del Condado de Maricopa.

“Ya metió papeles para reelegirse en el condado como sheriff, en su cuenta de banco para campaña tiene más de medio millón de dólares, pero el que decide será el pueblo, quienes ya no lo quieren”, añadió.