Alerta por desbordamiento de dos embalses en inmediaciones de Houston: piden evacuación inmediata

Fue imposible para las autoridades mantener la integridad de las dos enormes represas
Sigue a La Prensa en Facebook
Alerta por desbordamiento de dos embalses en inmediaciones de Houston: piden evacuación inmediata
Piden a todos los residentes de la zona evacuar cuanto antes

Máxima alerta en inmediaciones de Houston tras el desbordamiento de dos embalses. Las autoridades piden la evacuación inmediata.

Las autoridades del condado de Brazoria, cerca de Houston (Texas), alertaron hoy de que dos embalses de la zona se han desbordado por las lluvias torrenciales de la tormenta Harvey y ordenaron a los vecinos que salgan de la zona cuanto antes.

En su cuenta de Twitter, el condado de Brazoria avisó de que los embalses de Barker y Addicks habían alcanzado sus niveles máximos de capacidad y se estaban desbordando, por lo que los vecinos de la zona debían abandonar sus hogares inmediatamente.

El nivel del agua de la presa de Addicks, localizada a unos 31 kilómetros de Houston, ha superado su límite en 33 metros por primera vez en la historia, lo que supone una amenaza inmediata para las áreas residenciales y los parques que rodean el embalse.

En una rueda de prensa, un meteorólogo encargado de asesorar al condado de Harris, al que pertenece Houston, consideró que el aumento del nivel del agua en los embalses era “algo que nunca se ha visto antes”.

Durante toda la noche, las autoridades trataron sin éxito de contener el agua de los embalses, abriendo sus compuertas para dejar salir litros y litros de agua.

Por el momento, las autoridades locales han confirmado la muerte de una decena de personas, al menos seis de ellas en los alrededores de Houston, la cuarta ciudad más poblada de EEUU y donde las lluvias han provocado “catastróficas inundaciones” y miles de personas aún a ser rescatadas.

Harvey tocó tierra en la pequeña ciudad de Rockport como huracán el viernes sobre las 22.00 hora local (03.00 GMT del sábado) con unos vientos de 215 kilómetros por hora y con una potencia de categoría 4 en la escala de intensidad de Saffir-Simpson, de un máximo de 5.

Ahora, convertido en tormenta tropical, Harvey es el huracán más potente en llegar a Estados Unidos desde 2005 y a Texas desde 1961.