Cinco pasos a seguir para iniciar un plan de alimentación saludable

Antes de empezar a contar calorías, ten en cuenta algunos factores mentales que pueden ser el secreto del éxito

Guía de Regalos

Cinco pasos a seguir para iniciar un plan de alimentación saludable
Ser realistas ayudará mucho a cumplir el objetivo.

Vivimos en un mundo con niveles de exigencia cada vez más intensos, tal vez porque estamos hiperconectados y esto crea mareas de modas cada día más extremas. Tatuajes en todas partes del cuerpo, exitismo a ultranza ¿o acaso alguien postea sobre sus malos momentos? Estos, si nos descuidamos, parecerían ser los nuevos mandatos sociales. Ser parte de cualquiera de las tribus urbanas nos da esa sensación de seguridad que durante muchos años de nuestras vidas necesitamos para sentirnos bien con nosotros mismos.

En materia de alimentación también sucede lo mismo. Propuestas como el veganismo muchas veces resultan peligrosas porque no se abordan desde el real conocimiento del tema ni son guiadas por expertos. Entonces, si hablamos de cómo comer y queremos pasar de una dieta que sentimos que no nos favorece a una más saludable, ¿cuáles son los pasos a seguir?

Para responder estos interrogantes y darnos consejos para comenzar el camino del buen comer, hablamos con la Lic. En psicología Sandra Tamburini, directora de centro TINO (tratamientos interdisciplinarios en nutrición y obesidad) y representante de SAOTA (sociedad argentina de obesidad y trastornos alimentarios).

El cambio en nuestros hábitos debe ser lo que nos motive. Esa es la elección consciente y saludable. Tamburini asegura que “si por algún motivo nos dejamos tentar por ideales de moda promovidos socialmente como “fetiches de la felicidad”, nuestra conducta alimentaria comienza a estar comandada por mandatos tiránicos, impidiéndonos escuchar lo que realmente necesitamos y deseamos”.

El factor psicológico es clave a la hora de cambiar la alimentación ya que es más importante tener en cuenta que lo que estamos haciendo es un cambio de hábito y no solo de comida.

Para un cambio posible, tener en cuenta:

  • Cuál es la motivación para realizar ese cambio
  • Este debe ser realista y de acuerdo a nuestras posibilidades.
  • Es conveniente comenzar por la incorporación de un hábito nuevo por semana o cada 15 días.
  • Checar si los nuevos hábitos nos hacen sentir mejor, de no ser así debemos detenernos y replantearlos.
  • No olvidar que los cambios no son de un día para el otro, es un proceso que lleva tiempo.